Información sobre vivienda y economía

Así es el idílico pueblo de montaña que el dueño de Vitaldent tiene en el pirineo catalán

El pueblo abandonado comprado por Colman
Autor: Redacción

En 2007 Ernesto Colman, propietario de la cadena de clínicas dentales Vitaldent detenido por estar implicado en una supuesta trama de blanqueo de capitales, estafa y delitos contra la Hacienda Pública, adquirió por 5,5 millones de euros el pueblo abandonado de Montgarri, situado en el Valle de Arán, a solo siete kilómetros de la exclusiva estación de esquí de Baquèira-Beret. Su idea era convertirlo en un lujoso complejo de ecoturismo. 

Con lo que no contó Colman fue con que una normativa aprobada en 2002 por el ayuntamiento de Naut Aran, al que pertenece Montgarri, prohibía cualquier intervención urbanística en el pueblo. Por esta razón, desde que compró el municipio únicamente ha llevado a cabo obras en un inmueble: una antigua masía del siglo XIX, conocida como Cal Cabau, un edificio emblemático de la zona construido hace más de 100 años y que estaba en estado semiderruído.

Además, en Montgarri hay una iglesia, que únicamente celebra dos misas al año –los días 2 de julio y 15 de agosto, coincidiendo con las antiguas fiestas locales–; un refugio de montaña ubicado en la antigua rectoría, que organiza actividades de aventura; un restaurante y un montón de casas en ruinas.

La antigua masía del pueblo catalan

Curiosamente, entre julio de 2010 y abril de 20013 se anunció en idealista una finca de 1.500 m2 en la que se ubica una casa construida en 1859 que cuenta con una cuadra adosada. Esta propiedad se ofrecía para reformar como alojamiento rústico con un precio de venta de 600.000 euros. 

Además, junto con este pequeño pueblo del pirineo catalán, Colman también adquirió las 220 hectáreas de terrenos rústicos que rodean la localidad, repartidas en aproximadamente un centenar de fincas.