Información sobre vivienda y economía

Llegan cambios en los pisos turísticos: las plataformas informarán a Hacienda sobre precios e inquilinos

Autor: Redacción

El Gobierno aprovechó el último Consejo de Ministros de 2017 para dar luz verde a una proyecto en el que lleva trabajando desde verano. Y es que ha aprobado el desarrollo de una nueva normativa fiscal sobre las viviendas turísticas que deben cumplir las plataformas que actúan como intermediarias. 

"Con fines de prevención del fraude fiscal, se establece una obligación de información específica para las personas o entidades, en particular, las denominadas plataformas colaborativas, que intermedien en el arrendamiento o cesión de uso de viviendas con fines turísticos. Estos intermediarios deberán identificar a los cesionarios y cedentes, la vivienda cedida y el importe por el que se ha cedido. El régimen de esta nueva obligación se desarrollará por orden ministerial", explica textualmente la documentación sobre el Consejo de Ministros celebrado el pasado 29 de diciembre.

Según el BOE, quedan excluidos de esta obligación "el arrendamiento o subarrendamiento de viviendas tal y como se definen en la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos, y los alojamientos turísticos regulados por su normativa específica como establecimientos hoteleros, alojamientos en el medio rural, albergues y campamentos de turismo, entre otros. Asimismo, queda excluido el derecho de aprovechamiento por turno de bienes inmuebles". 

El objetivo de obligar a las plataformas a proporcionar esta información es que Hacienda siga luchando contra el fraude fiscal y el terrorismo. Y es que el Ministerio del Interior también tendrá acceso a dicha información.

A pesar de que todavía se desconoce cuándo estará lista la orden ministerial, sí que se conocen algunos de los datos que deberán proporcionar las plataformas. Entre sus obligaciones estarán las siguientes:

1.- Identificación del propietario de la vivienda alquilada con fines turísticos: nombre, apellidos o razón social y número de identificación fiscal.

2.- Identificación del inmueble con su referencia catastral.

3.- Identificación de los huéspedes, y el número de días de disfrute de la vivienda con fines turísticos: nombre, apellidos o razón social y número de identificación fiscal. Los caseros deberán contar con una fotocopia del documento de identificación del cliente.

4.- Importe percibido por el propietario de la vivienda por la prestación del servicio.

Para todo esto, el Ministerio de Hacienda aprobará un modelo de declaración, forma, plazo y lugar de presentación, así como cuantas otras medidas sean necesarias para el cumplimiento de esta disposición.