Información sobre vivienda y economía

La mitad de los mallorquines defiende el alquiler vacacional porque impulsa la economía y el empleo

Alojamiento vacacional en Mallorca / Rentalia
Alojamiento vacacional en Mallorca / Rentalia
Autor: Redacción

El alquiler vacacional es una alternativa con defensores y detractores. Esta actividad necesita el visto bueno de las autonomías para poder llevarse a cabo y son muchas las que han decidido restringir su desarrollo. 

Y una de ellas es Baleares, donde se ha puesto en marcha una normativa que limita las licencias que se pueden conceder y condiciona a la actividad a unas regulaciones urbanísticas. Además, en la región también han surgido restricciones por parte de algunos ayuntamientos, como por ejemplo en Palma. 

En este escenario, La Universidad de las Islas Baleares y la Asociación Española de Plataformas Digitales de Alquiler Temporal (PAT), formada por Rentalia (la plataforma de alquiler vacacional de idealista), HomeAway, Spain-Holiday y Niumba, han hecho un estudio de mercado para conocer qué opinan los mallorquines de la actividad.

"La actitud y percepción que tiene la población local respecto al alquiler vacacional es importante para valorar las posibilidades de desarrollo y consolidación de esta
alternativa del sector turístico. Una percepción que está relacionada con los beneficios económicos, culturales, sociales y medioambientales que reporta la actividad", asegura el informe, basado en una encuesta. 

Entre los datos más llamativos que pone sobre la mesa está que el 67% de los residentes opina que el alquiler vacacional ayuda económicamente a muchas familias. En concreto, el 33% afirma que esta alternativa beneficia a su economía familiar o a su entorno más cercano. Es decir, uno de cada tres mallorquines se beneficia directa o indirectamente. 

El respaldo a esta alternativa turística por parte de buena parte de la población de las islas responde a los beneficios económicos y laborales que ven en esta actividad. El estudio recalca que el 55% de los encuestados considera que el alquiler vacacional es un importante motor para la creación de empleo en la isla, tanto directo como indirecto, en diferentes sectores de actividad: comercios, restauración y otros servicios.

Además, más del 45% de los mallorquines creen que el alquiler vacacional contribuye a revitalizar el entorno donde está ubicado el alojamiento, tanto desde el punto de vista económico como del mantenimiento de viviendas y barrios, y la mejora en la oferta de servicios de ocio y entretenimiento disponibles para los residentes.

Otro de los datos que incluye el estudio es que el 45,6% de los encuestados está favor del desarrollo de esta modalidad de alojamiento, frente al 26,7% que se pronuncia en contra. El 27,7% restante, por su parte, no está de acuerdo ni en desacuerdo.