Información sobre vivienda y economía

¡Cuerpo a tierra! Esta espectacular fortaleza se ha reconvertido en una casa de lujo

Castillo de San Ramón
Autor: Redacción

Hoy os volvemos a traer una casa de fantasía en España que solo unos pocos privilegiados pueden comprar. Ubicado en el parque natural Cabo de Gata-Níjar, Almería, se encuentra el castillo de San Ramón, una batería militar para cuatro cañones -actualmente quedan dos- cuya misión era vigilar el litoral comprendido entre el Cerrico Romero y la Cala de San Pedro, con cuya fortaleza cruzaba el fuego de su artillería.

La propiedad está en venta en idealista por 3,3 millones de euros
La propiedad está en venta en idealista por 3,3 millones de euros

La finca cuenta con una parcela de 33.616 m2. Por su parte, el castillo posee dos plantas, 740 m2 construidos, de los cuales 650 m2 son útiles, seis habitaciones y seis baños. Esta propiedad con aspecto de fortaleza pirata, está en venta, cómo no, en idealista por 3,3 millones de euros.

La propiedad es eficiente. Obtiene energía a través de placas solares y cosecha agua desde el manantial que existe en la finca
La propiedad es eficiente. Obtiene energía a través de placas solares y cosecha agua desde el manantial que existe en la finca
Cabe destacar que es eficiente, ya que obtiene energía a través de placas solares y cosecha agua desde el manantial que existe en la finca.

Un poco de historia

Carlos III ordenó en 1764 la construcción de la fortaleza para defender los recursos de las Minas de Rodalquilar de los ataques de los piratas. Fue proyectada por José Crame, evaluándose su coste en 200.000 reales de vellón, y siendo financiada por José Arias.

Su uso inicial era la defensa de las Minas de Rodalquilar de los ataques de los piratas
Su uso inicial era la defensa de las Minas de Rodalquilar de los ataques de los piratas
Durante la guerra de la Independencia fue parcialmente destruida y desde entonces fue ocupada alternativamente por personas sin hogar y por los cuerpos de policía que la utilizaban para vigilar la costa, hasta que en 1875 fue cedida por el Estado, y adquirida por un particular por 1.500 pesetas.