Información sobre vivienda y economía

¿Quién vive en la casa de walter white? Conoce a los verdaderos dueños del hogar del prota de ‘breaking bad’

frances y louis padilla son los propietarios de la casa que sirve de hogar de ficción a walter white y su familia
Autor: @RobertoArnaz

Los premios emmy 2013, entregados esta pasada madrugada en los ángeles, han confirmado a ‘breaking bad’ como el mejor drama de la televisión. La historia de walter white, un aplicado profesor de instituto –padre de un joven discapacitado y marido de mujer embarazada– que, tras ser diagnosticado con cáncer pulmonar terminal decide convertirse en traficante de droga para asegurar el futuro de su familia, ha conquistado al público estadounidense y mundial

La fama de ‘breaking bad’, que sitúa la acción en un suburbio de albuquerque, ha convertido a la ciudad más poblada de nuevo México en lugar de peregrinación de los amantes de la serie, cuya ‘meca’ es el número 3828 de piermont drive –308 de negra arroyo lane, en la ficción–, la casa elegida por los productores como hogar de walter white y su familia

Allí viven desde hace 40 años frances y louis padilla, un matrimonio ya jubilado al que el éxito de ‘breaking bad’ les ha cambiado la vida. “Somos los propietarios de la casa desde 1973, mis hijos han crecido aquí”, explica frances padilla, que recuerda cómo en 2007 se le acercó el equipo de rodaje y le pidió permiso para grabar el exterior de la vivienda

“estaban buscando localizaciones y nos dijeron que si queríamos que nuestra casa apareciese en el episodio piloto de una serie”, rememora padilla, quien asegura que dijeron que “era una comedia con un humor muy, muy negro”

Desde que el 20 de enero de 2008 se emitió el primer capítulo, no ha parado de recibir la visita de los seguidores de ‘breaking bad’. “La gente viene a ver la casa a todas horas. Es una locura. Solo el mes pasado contamos más de 400 coches. Vienen tours de Rusia o estudiantes de intercambio de Suecia, gente de todo el planeta”, ha asegurado la propietaria durante una entrevista a la web machinima.com

Padilla, que según reconoce es “una gran seguidora de la serie”, no tiene inconveniente en salir, saludar e incluso fotografiarse con los fans que peregrinan hasta su casa. Eso sí, no permite que nadie, ni siquiera los equipos de grabación, acceda al interior de su hogar

“nunca se ha rodado el interior de la casa, las únicas tomas fueron a través de la ventana”, asegura la simpática propietaria de la casa de walter white, que bromea con las “numerosas licencias artísticas” que los creadores de ‘breaking bad’ se han tomado a la hora de recrear el interior de su vivienda para la serie

Una mina de oro

La pasión por walter white ha disparado el turismo en albuquerque, conocida hasta ahora únicamente como una parada más en la histórica ruta 66, ahora de capa caída. Aunque al principio las autoridades no les hacía demasiada gracia que la localidad estuviese asociada a la imagen de capital del tráfico de droga que se ofrece en la serie, los miles de turistas que ha atraído ‘breaking bad’ les ha hecho cambiar de opinión

De hecho, se ha instaurado el 16 de marzo como el ‘día de breaking bad’ y la web oficial de la ciudad tiene una sección dedicada íntegramente a guiar al visitante y al fan por los escenarios reales por los que se mueven walter white y compañía

Incluso los negocios locales se han sumado al furor por la serie. Por ejemplo, the candy lady, una confitería con más de 30 años de historia en el corazón de la ciudad, lleva vendidas más de 30.000 bolsitas de metanfetamina azul de caramelo, la misma que fabricó durante las dos primeras temporadas como atrezo para la serie