Información sobre vivienda y economía

Estos consejos te ayudarán a decorar tu casa según tu película favorita

Autor: @Lucía Martín (colaborador de idealista news)

Sabemos que eres un cinéfilo, que no te pierdes lo último de Wes Anderson o de Woody Allen y que, además, ves las películas en versión original. Y, por supuesto, sigues comprando DVDs, mal que le pese a Netflix. Sí, te encanta el cine y te gustaría decorar tu casa como aquel apartamento que viste en tal o cual cinta.

Pues dicho y hecho: hemos revisionado algunos clásicos (sí, somos un poco vintage) que probablemente conozcas o idolatres, analizando algunas escenas en interiores para, como si fuéramos interioristas, darte consejos sobre cómo decorar tu casa para emular esa película. El resto es cosa tuya…

  • The Shinning (El Resplandor). Por supuesto, como todo en la vida, hay que apostar fuerte y si éste no es un título ambicioso, que vengan los puristas a decírnoslo. Que levante la mano aquél que alguna vez se haya encontrado en algún pasillo de hotel, con su moqueta, por la noche, a oscuras, y no haya pensado en los pasillos del hotel Overloock donde todo sucede en El Resplandor.
The shinning
The shinning

Entre las escenas míticas de esa película, y hay muchas,  destacamos una: Danny Torrance montando en su triciclo recorriendo los pasillos sobre una alfombra de diseño hexagonal, que fue obra de David Hicks. Pues bien, si te molan los decorados de esa película, puedes apostar por ocres, marrones, tintes rojizos y alguna máquina de escribir (la de la película era de la marca Águila).

The shinning
The shinning

Además, la alfombra no puede faltar en tu domicilio: la compañía Film and Furniture te personaliza esta alfombra por unos 500 euros el metro. Las hay en dos medidas: formato salón y formato pasillo. El mismo diseño hexagonal existe también en papel para la pared. Por seguir con la misma estética, deberías apostar además por muebles tapizados, que además, sillones y sofás tapizados han vuelto a ponerse de moda. Si quieres rizar el rizo, bastará poner el número 237 en la puerta de un dormitorio de la casa, y el terror estará servido.

The shinning
The shinning
  • El Gran Hotel Budapest: sí, nos gusta la estética de las películas de Wes Anderson, que se aprecia en todas sus cintas pero sobre todo en la recreada en este mágico hotel. Si quieres apostar por esta decoración en tu casa, deberás decantarte por alfombras llamativas, muebles nórdicos y vidrieras art déco. Sin que falten los toques de colores chillones.

Ahí van algunas sugerencias de muebles para recrear la atmósfera de Anderson: busca sillones de los años 50 y 60 y algún aparador inglés de los años 60. Singulartmob vende algunos de este estilo, en teca. Lou & Hernández, por su parte, comercializan un precioso armario de bambú lacado en rojo que dará el toque de color necesario en la habitación.

  • The Party (El Guateque): ¿Quién no recuerda esa casa inteligente que Peter Sellers acaba llenando de espuma? Si eres fan de este hilarante filme y te gusta su estética, hay que apostar por las influencias pop de los sesenta: tonos chillones, madera pero también plástico, tapicería tratada en vinilo y telas, también de colores fuertes. También, papel de fibra de vidrio para empapelar paredes, camas y biombos.

Si tienes espacio, que no falte un piano, evidentemente, y al igual que la casa donde tiene lugar la fiesta de la película, a tirar de domótica. Lo del elefante lo dejamos en tus manos, quizás puedas arreglarlo con una lámina de un elefante hippie.

  • Mujeres al borde de un ataque de nervios: no puede faltar una cinta española en este artículo y hemos elegido al gran Pedro Almodóvar, en cuyos filmes no faltan los elementos decorativos de color rojo (por ejemplo, Film and Furniture vende una lámpara roja muy similar a una vista en Julieta).
The shinning
The shinning

Pero si nos ceñimos a Mujeres, evidentemente, debes vivir en un ático (y que te guste el gazpacho casero, con o sin pastilleo): con una hermosa terraza que sea un verdadero vergel vegetal, con macetas con geranios, elemento imprescindible del universo Almodóvar. Los muebles del interior deben ser ochenteros, la cama del dormitorio, king size y las paredes pintadas de colores llamativos, el naranja, por ejemplo. En cuanto a elementos decorativos, conviven elementos kitch con obras de arte. Si el ambiente está recargado, mejor.

  • El Gran Gatsby: en esta ocasión nos basamos en la aportación del arquitecto Pablo García, de Atrezo Arquitectos. “Si quieres conseguir un escenario similar, debes usar decoración de los años 20, con colores bases como el dorado, el negro, blancoplata y algunos toques rojos. Se trata de que los espacios den sensación de estar de gala”.

Algunas claves: “Papel de pared oscuro con resaltes de formas geométricas. Fondos verdes y azules intensos o negros con resaltes en plata o dorado vestirán a la perfección algunos de los espacios; lámparas de mini cristales de araña en cascada con detalles dorados; telas glamurosas y tejidos aterciopelados, bordados o el capitoné son elementos que nos servirán para evocar este estilo. Introduce por ejemplo un sofá de terciopelo azul intenso”.

También, espejos: “Que no falte una cómoda forrada de espejos o espejos con marco dorado en las paredes. Los espejos y la luz dan brillos y teatralidad. Además, elige objetos únicos y artesanales. Decora algunos espacios como estanterías o las mesas de centro con objetos decorativos únicos y en acabados brillo. Preferiblemente de formas geométricas. Y por último: “Lámparas de mesa de base en acero inox o mármol y pantallas de terciopelo a ambos lados de los sofás, entre dos sillones o encima de una cómoda”, finaliza García.