Información sobre vivienda y economía

Las vacaciones más polémicas del príncipe Harry y Meghan Markle: 120.000 euros a la semana por una mansión en Ibiza

Autor: Redacción

Los duques de Sussex pasan sus vacaciones más polémicas bajo el sol de Ibiza. El príncipe Harry y su esposa Meghan Markle podrían haber pagado, según cálculos de la prensa británica, unos 120.000 euros por alojarse una semana en la mansión Sa Calma, una de las villa para multimillonarios de la lujosa urbanización Vista Alegre, durante sus vacaciones en la isla pitiusa.

Según publica The Sun, esta parte de la realeza británica ha disfrutado siete días de este casoplón, que cuenta con siete habitaciones, dos cocinas, una de ellas con chef, infinity pool con vistas a la isla de Formentera, y acceso directo a la playa con embarcadero para subir a bordo. Los precios de alquiler de una mansión en Vista Alegrevas desde los 3.500 a los 22.000 euros a la semana. Estas propiedades han seducido con anterioridad a personalidades como Paul McCartney o al dj David Guetta.

La polémica llega de la mano, como no, del precio que les han costado estas vacaciones a los duques. Los tabloides ingleses han echado cuentas y están viendo que la escapada puede haber salido cara.

Si se suma el avión, la seguridad privada y la villa en la que se alojaron, el viaje puede haber costado entre 55.000 y 110.00 euros. Otra de las quejas de las prensa británica es que desde el departamento de prensa de la Casa Real se nieguen a dar detalles del viaje o su financiación, asegurando que se trata de un asunto privado.

No obstante, las estancias de la familia real en Ibiza nunca han estado exentas de polémica. Gary Gooldsmith, el polémico tío de Kate Middleton, tiene una mansión en Cala Jondal, donde tanto ella como el príncipe Guillermo llegaron a pasar como novios algunos días de vacaciones.

La antigua Maison Bang Bang, ahora 'Tesoro de oro', se alquila por 15.000 euros a la semana. Tiene piscina, pista de tenis, varios salones, cuatro habitaciones con baño, gimnasio, jacuzzi, sauna, barbacoa, bar. E incluso se especuló que Harry y Meghan pudieran haberse quedado en ella. Pero el remedio habría sido peor que la enfermedad después de que Goldsmith se haya convertido en un personaje polémico por su conducta en la prensa británica.