Información sobre vivienda y economía

Concha Osácar: "Si no hay seguridad y equilibrio jurídico en el alquiler, la inversión desaparecerá"

Autor: Redacción

La presidenta de Azora es otra de las voces del sector que ha aprovechado su ponencia en inmonext Barcelona para alertar de que el control de los precios del alquiler no es la solución del problema de la vivienda que vive España.

Según ha explicado Concha Osácar, "no creemos que el control de precios de la vivienda libre sea la solución", ya que va a derivar en un peor mantenimiento de los edificios y en una caída de la oferta disponible. Además, ha recordado que el alquier tiene dos caras, un valor social y también económico, un matiz que no se puede perder de vista. "Si no hay una seguridad y un equilibrio jurídico en el alquiler, el dinero desaparecerá", ha añadido.

Osácar ha recalcado que por primera vez hay inversores conservadores como fondos de pensiones o aseguradoras que están interesados en entrar en España y mantener una inversión a la largo plazo. 

En su opinión, es necesario aumentar la inversión pública en vivienda asequible y social, dirigida a la clase media y a los colectivos más vulnerables, respectivamente, así como la producción de este tipo de inmuebles (para lo que es necesaria la financiación privada).

Osácar insiste en que el mercado inmobiliario en España necesita desarrollar en los próximos años 2,3 millones de viviendas para atender la demanda, principalmente para la clase media, para lo que son necesarios en torno a 300.000 millones de euros de financiación. "¿Cómo se va a financiar eso a través de los presupuestos públicos? Tenemos la suerte de que ahora los inversores institucionales conservadores interesados en invertir", ha recalcado.  

Para conseguir impulsar nuevos proyectos residenciales de la mano del capital privado, Azora reclama mayor agilidad en la concesión de licencias, sobre todo en los mercados tensionados, y un marco jurídico adecuado y estable.  

Mira aquí el panel del resto de ponentes de inmonext Barcelona 2020