Información sobre vivienda y economía

El Gobierno anuncia cambios fiscales, laborales y económicos: estos son sus grandes planes

Autor: Redacción

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido en el Congreso de los Diputados para explicar las medidas fiscales, laborales y económicas que va a poner en marcha el Ejecutivo hasta el final de la legislatura, siempre y cuando obtenga el respaldo de la Cámara. Resumimos en qué consiste cada uno:

1. Más impuestos a las grandes empresas

Hay cambios en el Impuesto de Sociedades, el tributo que grava los beneficios de las empresas. A pesar de que el tipo mínimo en España es del 15%, el tipo efectivo para las grandes empresas puede reducirse hasta el 10% si se aplican una serie de deducciones. Pero el objetivo del Gobierno es que las grandes corporaciones, como por ejemplo las que integran el Ibex 35, puedan pagar menos del 15%. Así, se eliminarán deducciones para tratar de incrementar la recaudación de impuestos.

La medida, que ha sido criticada por los empresarios al pensar que lastrará la competitividad, la inversión y el empleo, podría reportar unos 4.000 millones de euros a las arcas públicas. 

2. Crear impuestos a los bancos y las tecnológicas

Dentro de la reforma fiscal que quiere poner en marcha el Ejecutivo antes de final de año se encuentran otras dos medidas: la creación de un impuesto a la banca y las transacciones financieras (encaminadas a financiar las pensiones) y la puesta en marcha de la llamada 'tasa Google', que previsiblemente se aplicará sobre el beneficio que obtienen en nuestro país el buscador y otros gigantes tecnológicos como Amazon o Facebook.

Según los Técnicos de Hacienda (Gestha), estas medidas podrían aumentar la recaudación en unos 3.600 millones de euros. Esa cantidad se sumará a los 600 millones que se podrían conseguir equiparando los impuestos del gasoil a los de la gasolina, como prevé hacer el Gobierno, y a los 1.500 millones adicionales que se podrían levantar luchando contra la economía sumergida. También podrían aprobarse nuevos impuestos con el fin de evitar lo que Sánchez ha calificado como "malas prácticas medioambientales". 

3. Adiós a las amnistías fiscales

Dentro de la lucha contra el fraude fiscal, Sánchez ha confirmado que creará un anteproyecto de ley que prohibirá las aministías, acualizará la lista de paraísos fiscales y perseguirá a los grandes defraudadores. Los últimos datos disponibles sitúan a promotoras e inmobiliarias al frente de los principales morosos del fisco. 

4. Fomento del empleo juvenil y protección al becario

En materia laboral, el presidente del Gobierno ha confirmado que pondrá en marcha un plan de choque contra el desempleo juvenil cuyo objetivo será luchar contra la explotación y los abusos laborales con los más jóvenes, e impulsará el llamado 'contrato de relevo' (que suelen usarse para cubrir vacantes por jubilaciones parciales). El proyecto contempla la puesta en marcha de un 'estatuto del becario'. Estas medidas se podrían poner en marcha este verano. 

5. Nueva senda de reducción del déficit

Como ya confirmó la semana pasada el Ministerio de Hacienda, el Gobierno ha planteado una nueva hoja de ruta para reducir los desequilibrios macroeconómicos. Con el fin de evitar un nuevo ajuste que, según el Gobierno, podría rondar los 11.000 millones de euros, la reducción del déficit público será más pausada de lo previsto. El objetivo para este año es del 2,7% y del 1,8% para 2019, mientras que el anterior Ejecutivo había pactado con Bruselas un déficit del 2,2% en 2018 y del 1,3% en 2019.

Además, Sánchez ha confirmado que relajará el objetivo de déficit de las CCAA, que pasará de ser el 0,1% del PIB al 0,3%, lo que les dará un margen fiscal cercano a los 2.500 millones para poder invertir en servicios sociales. Además, prevé aprobar en las próximas semanas el famoso techo de gasto en el Consejo de Ministros, el primer paso para elaborar los Presupuestos de 2019.

Las novedades en materia de vivienda

La semana pasada ya adelantó el Ministerio de Fomento sus intenciones en materia de vivienda y el presidente del Gobierno ha vuelto a explicar en qué consiste su plan. Entre las principales medidas que incluirá este giro del Plan de Vivienda 2018-2021 están la vuelta al contrato de 5 años de alquiler, mejorar el régimen fiscal al inquilino, la creación de incentivos para motivar la salida al mercado de viviendas vacías, la puesta en marcha de 20.000 viviendas nuevas para alquiler social en cuatro años, limitar las fianzas que deben aportarse en un alquiler y excluir a las viviendas turísticas de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU).