Información sobre vivienda y economía

Los principales partidos políticos, a la gresca en economía: así ven los grandes retos de España

Nacho Álvarez (Podemos), Manuel Escudero (PSOE), Susana Solís (C's) y Álvaro Nadal (PP) / Foto: APIE
Nacho Álvarez (Podemos), Manuel Escudero (PSOE), Susana Solís (C's) y Álvaro Nadal (PP) / Foto: APIE

Los responsables económicos de los grupos con más representación parlamentaria han debatido en unas jornadas sobre cuáles son los problemas económicos del país y qué opinan sobre ellos. Han hablado sobre productividad, impuestos, tecnología, empleo e inversión, aunque con visiones muy diferentes de cada una de las materias. Entre las propuestas sin consenso está la creación de nuevas figuras tributarias, pedir a Bruselas mayor margen para cumplir con el déficit o cómo abordar la mejora de la productividad.

Esto es lo que han explicado Álvaro Nadal (PP), Manuel Escudero (PSOE), Nacho Álvarez (Podemos) y Susana Solís (Ciudadanos) durante unas jornadas organizadas por la APIE, celebradas en Santander. Resumimos sus principales opiniones en función de los escaños que ocupan en el Congreso:

PP

Álvaro Nadal, exministro de Energía, Turismo y Agenda Digital y actual responsable económico del Partido Popular, ha querido poner sobre la mesa algunos retos pendientes y que apenas tienen relevancia política. Por ejemplo, el papel de España en el nuevo contexto global y la falta de apoyo a la tecnología por parte de la oposición.

“En un mundo con amplio comercio internacional, un país es rico y prospera si produce bienes y servicios que el resto del mundo quiera. Esto que parece una obviedad no está en el debate político. Estamos más centrados es redistribuir la riqueza que en analizar si España es capaz de producir lo que los demás demandan, y creo que hace falta un debate serio en este sentido, porque creo que el problema es cómo integrar con éxito a España en este nuevo panorama global”.

Por otro lado, ha insistido en que “falta mucho interés político por impulsar la tecnología, y eso que nos enfrentamos a una nueva era”. Para reforzar su tesis, ha recordado que, en los dos últimos Presupuestos Generales del Estado, las enmiendas a la parte de la agenda digital por parte de la oposición han sido testimoniales.

Respecto a la productividad, Nadal ha recalcado que “todavía hay más de tres millones de parados en España y que, antes de aumentar la productividad o subir el salario a los que están trabajando, es necesario crear más empleo porque es lo que genera más bienestar a cualquier familia”.

Sobre la desigualdad que se está creando en España, también ha hecho una reflexión: “la historia de la desigualdad en España está directamente relacionada con el desempleo históricamente alto, ya que las personas que no trabajan no tienen apenas ingresos y por ello crece la desigualdad”.

También ha puesto en duda las diferentes estrategias de sus rivales políticos para manenter el Estado del Binestar. Así, ha recordado que no "es muy bonito aumentar gastos o bajar impuestos", pero que no es tan sencillo teniendo en cuenta lo que cuesta pagar las pensiones, el desempleo o la financiación autonómica, y las limitaciones presupuestarias. Así, ha pedido a la oposición explique "de qué manera va a cambiar la política económica teniendo en cuenta que los recursos son limitados".

Por último, ha echado en cara al nuevo Gobierno su intención de cerrar centrales nucleares de forma progresiva hasta 2024 “sin tener en cuenta cuánto puede encarecerse la energía y el impacto de esta decisión para la industria española. Esta política energética es lo más anti-industrial que hay”, ha setenciado.

PSOE

Para Manuel Escudero, el responsable de economía del partido que acaba de llegar al Gobierno, los principales retos del país son la estabilidad presupuestaria y territorial, mejorar la productividad y luchar contra la desigualdad, pues “España es uno de los países más desiguales de Europa. La temporalidad laboral cada vez es mayor, está creciendo el número de trabajadores pobres y hay mucha brecha salarial por género”.

Además, Escudero pide una subida salarial que esté acorde con la producción y aboga por reforzar el papel de nuestro país en el marco comunitario. “Ha llegado el momento de que España no pida a Europa, sino que dé a Europa”, ha recalcado.

También ha recordado que la puesta en marcha de Ministerios como Ciencia o Transición ecológica son una muestra de la importancia que le da el Gobierno socialista a la innovación y a la nueva era que está por llegar, y ha insistido en que la estabilidad presupuestaria será una de las máximas en esta legislatura, algo que también ha recalcado la ministra de Industria, Comercio y Turismo.

Por otro lado, el responsable económico del PSOE ha defendido la puesta en marcha de nuevos impuestos que permitan sanear el balance de la Seguridad Social y mejorar el sistema de pensiones. Entre las figuras que estudia

 está la imposición de una tasa a la banca y las transacciones financieras, propuesta que comparte con el grupo Podemos y que, según BBVA, es una medida errónea que podría encarecer el crédito y restringir la concesión.

Todo ello sin olvidar la importancia del papel del Estado en el impulso de la innovación, junto con la ayuda del sector privado. "Es necesario hacer proyectos conjuntos y eso apenas lo hemos visto en los últimos años", ha aclarado.

Podemos

Nacho Álvarez, el responsable económico de la formación morada ha dejado claras las prioridades del partido: la creación de empleo y la reducción del paro en un momento en el que los vientos de cola de la economía empiezan a frenarse (petróleo barato, euro bajo frente a otras divisas, unos tipos de interés en mínimos …), a pesar de que seguimos creciendo más que la media europea.

“Hay que garantizar la sostenibilidad del crecimiento y el reto pasa por abrir el debate de una nueva política fiscal del país para apuntalar el crecimiento para reducir la ratio de deuda sobre PIB, así como redistribuir la riqueza”, ha explicado.

También ha lanzado un mensaje al Gobierno: que renegocie con Bruselas la reducción del déficit público. “Me parece legítimo que el nuevo Gobierno, al igual que hicieron en su día Francia o Italia, proponga una reducción más paulatina que la que existe actualmente, ya que tenemos unos desequilibrios que aún debemos corregir, como el paro”, ha recalcado. Desde el PSOE, sin embargo, descartan movimientos en este sentido.

Por otro lado, Álvarez se ha quejado de que “el empleo se está produciendo en los sectores tradicionales y con poco contenido tecnológico, por lo que es complicado que mejore la productividad. El Estado debe impulsar la productividad dinamizando la inversión privada en I+D+i y garantizando que con la creación de empleo no conlleva una precarización del trabajo. La competitividad no puede venir por los salarios y los precios bajos".

Pero si Podemos tiene una apuesta clara esa es la de crear un nuevo marco fiscal, en el que se enmarca la puesta en marcha de nuevos tributos como por ejemplo el impuesto a la banca y las transacciones financieras que también propone el PSOE para engordar los ingresos públicos y garantizar a corto plazo las pensiones.

Ciudadanos

Para Susana Solís, portavoz de Presupuestos, Economía y Hacienda de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, las claves económicas pasan por bajar los impuestos a la clase media, girar el modelo económico hacia la innovación, mejorar la productividad a través de la educación y abordar el reto de las pensiones de forma inmediata, pero con una visión a largo plazo.

También ha explicado que uno de los retos de España es adaptarse a la nueva era digital que viene. “La tecnología va a tener un impacto enorme en nuestra vida y en la forma de hacer negocios, y creo que los primeros países que sean capaces de verdad de adoptar esta realidad van a salir beneficiados, mientras que los demás se quedarán atrás. Todo esto es importante porque tiene su reflejo en la productividad y el empleo, y es una prioridad para nuestro partido”, ha añadido.

Además, Solís ha defendido la creación de un modelo de contrato único e indefinido, que incluye una indemnización por despido de 20 días por año trabajado y bonificaciones a las empresas con baja temporalidad. La propuesta ha sido presentada vía ley por el partido en el Congreso, aunque toda la oposición ha rechazado la puesta en marcha de la medida.

Por otro lado, Solís reclama mayor importancia a la innovación, potenciar el registro de patentes, mejorar la financiación y la formación de los profesionales del sector.