Información sobre vivienda y economía

Imagen del día: evolución de los precios y los salarios en España

Caixabank Research, a partir de datos del INE
Caixabank Research, a partir de datos del INE
Autor: Redacción

España cerrará el 2018 con una inflación cercana al 2%. Sin embargo, gran parte de este empuje se debe a la evolución de los precios energéticos, altamente volátiles y muy dependientes del precio del petróleo. En cambio, la inflación subyacente, que excluye los componentes volátiles (precios energéticos y de alimentos no elaborados) y refleja mejor las tendencias inflacionistas de fondo, se ha mantenido relativamente estable y en cotas contenidas (alrededor del 1% en la mayor parte del año).

La estabilidad de la inflación subyacente en estas cotas bajas contrasta con el dinamismo del mercado laboral. Entre 2013 y 2018, la tasa de paro se ha ido reduciendo sostenidamente a un ritmo de 2 puntos porcentuales anuales, de modo que hoy hay prácticamente dos millones de empleados más que en 2013. La curva de Phillips, que relaciona la situación del  mercado laboral con la inflación, ilustra bien el contraste entre ambas dinámicas en los últimos años.