Información sobre vivienda y economía

Los expertos tenían razón: la subida del salario mínimo provoca casi 300.000 despidos

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno / Gtres
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno / Gtres
Autor: Redacción

Se están confirmando los temores de los economistas y los expertos en materia laboral: la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) ya está teniendo efectos en el mercado del trabajo.

En diciembre, el Consejo de Ministros aprobó definitivamente una subida del salario mínimo del 22%, hasta situarlo en 900 euros mensuales. Se trata de un alza inédita en cuatro décadas que, en principio, debería beneficiar a miles de trabajadores (principalmente a los poco cualificados que cobran sueldos bajos), aunque los expertos llevan tiempo alertando de que la medida podría suponer más riesgos que ventajas reales.

¿El motivo? Creen que toda subida del SMI que no vaya acompañada de una equivalente de la productividad no provoca los efectos positivos esperados, y que podría lastrar la creación de empleo, aumentar el paro e incluso suponer un impulso para la economía sumergida.

Y los primeros datos apuntan en esa dirección. A pesar de que la subida del SMI se hizo efectiva el 1 de enero, el primer día hábil tras la aprobación de la medida se produjeron unos 274.000 despidos, según el Ministerio de Trabajo. Una cifra que supera con creces los datos de años anteriores (en 2018 el dato fue de 176.000 despidos, aproximadamente). 

En el mercado laboral español es habitual que cada día se produzcan miles de altas y bajas contractuales, pero lo cierto es que este dato es inédito. Desde 2010, el peor registro se produjo en 2015, con algo menos de 212.000 despidos, mientras que el mejor fue el de 2011, con poco más de 57.000.