Información sobre vivienda y economía
hacienda investigará las cuentas vivienda
Gtres

Si abriste una cuenta vivienda en 2004 o 2005 Hacienda puede investigarte

Autor: equipo

Hacienda ha comenzado a llamar a la puerta de aquellos contribuyentes que abrieron una cuenta vivienda en 2004 o 2005 y que finalmente no compraron una casa ni tampoco devolvieron las cantidades deducidas. El fisco les exige la devolución de las cantidades indebidamente deducidas.

Tal y como informa el despacho de abogados Ático Jurídico, estas personas están recibiendo una carta de Hacienda en la que, con objeto de la comprobación de su IRPF de 2010, se les exige la devolución de las cantidades indebidamente deducidas.

Según este despacho de abogados, los contribuyentes están mostrando indignación y sorpresa porque entienden que si debieron invertir el saldo de las cuentas viviendas hasta 2008 o 2009 (dependiendo de si la cuenta se abrió en 2004 o 2005) y no lo hicieron, la devolución de las cantidades indebidamente deducidas debió realizarse en aquellos ejercicios.

Para realizar estas comprobaciones, Hacienda se escuda en el Real Decreto 1975/2008 y en la ampliación de plazo para materializar el saldo de las cuentas viviendas previsto en dicha norma. Y es que esta normativa permitió que todas las cuentas vivienda cuyos saldos debían ser invertidos en la compra de una vivienda entre el 1 de enero de 2008 y el 30 de diciembre de 2010, vieron ampliado el plazo para formalizar tal adquisición hasta el 31 de diciembre de 2010. Así, los contribuyentes que abrieron la cuenta vivienda en 2004 o 2005 tuvieron la posibilidad de comprar casa hasta el 31 de diciembre de 2010

En definitiva, Hacienda considera que los contribuyentes que abrieron la cuenta vivienda en 2004 o 2005 y finalmente no compraron casa ni tampoco devolvieron las cantidades indebidamente deducidas en su IRPF de 2010, serán investigados. Hacienda lo puede hacer porque la comprobación del IRPF no prescribe hasta el próximo mes de junio.

No obstante, Ático Jurídico recuerda que Hacienda está metiendo a todos los contribuyentes en el mismo saco y que no tiene en cuenta los supuestos en los que algunos de ellos cancelaron la cuenta vivienda y, por tanto, no les afectara la ampliación del plazo para invertir. Además, señala que están apreciando en muchas de estas liquidaciones graves defectos de motivación, “que podrían suponer igualmente su anulación en los Tribunales”.

 

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail