Información sobre vivienda y economía

La deducción por vivienda tiene un impacto de 3.100 millones y beneficia al 24% de los contribuyentes

Autor: Redacción

La deducción por inversión en vivienda habitual sigue siendo una de las desgravaciones fiscales más usadas por los contribuyentes.

Según los datos de la Agencia Tributaria, en la campaña de la renta 2014 (referente, por tanto, al ejercicio fiscal 2013) un total de 4,6 millones de contribuyentes se aplicaron esta deducción, lo que representa aproximadamente el 24% del total de contribuyentes.

Dicho de otro modo: todavía uno de cada cuatro declarantes se sigue aplicando la deducción por inversión en vivienda habitual en España. Un beneficio fiscal que continúa vigente para todos aquellos que se compraron una casa antes del 1 de enero de 2013.

Recordemos que esta medida permite al propietario desgravarse el 15% de las cantidades aportadas durante el ejercicio fiscal hasta un máximo de 9.040 euros, tope que también se aplica cuando la declaración es conjunta y que permite al hipotecado recuperar hasta 1.356 euros.

Si sumamos todo el dinero que recuperan los propietarios a través de esta deducción, descubrimos que las Administraciones Públicas dejan de ingresar unos 3.165 millones de euros. Casi la mitad de dicha cantidad (1.566 millones) la 'pierde' el Estado, mientras que los1.599 millones restantes son los que 'dejan escapar' las autonomías que disponen deducciones en este sentido.

No obstante, este coste multimillonario para las arcas públicas se ha reducido un 8% respecto a 2013 y acumula un fuerte descenso del 40% desde 2007, justo antes de que estallara la crisis y pinchara la burbuja inmobiliaria. No hay más que echar un vistazo a la evolución del 'coste' de la deducción para darse cuenta de que actualmente está en unos niveles bajos.

La tendencia a la baja tendrá continuidad, y es que la propia Agencia Tributaria calcula que en la campaña de la renta que acaba de concluir (referente al ejercicio fiscal 2015) supondrá al Estado unos 1.241 millones de euros, frente a los 1.566 millones de la renta anterior, y que habrá algo menos de 4 millones de beneficiarios.

Qué rentas se desgravan

Otro de los datos más curiosos que ponen sobre la mesa las cifras de la Agencia Tributaria es qué tipo de declarantes se acogen a esta desgravación.

En concreto, se benefician de esta deducción el 39% de las rentas de entre 60.000 y 150.000 euros, porcentaje que se queda alrededor del 36% en el caso de las rentas de entre 21.000 y 60.000 euros y que se reduce hasta el 22% de los que ganan más de 600.000 euros; esto significa que al menos uno de cada cinco contribuyentes con una renta superior a 600.000 euros se están aplicando esta deducción.