Información sobre vivienda y economía

Cataluña aprueba una fuerte subida del IRPF y Sucesiones en los Presupuestos

Quim Torra en el Parlamento de Cataluña / Gtres
Quim Torra en el Parlamento de Cataluña / Gtres
Autor: Redacción

Cataluña ha dado luz verde a unos nuevos Presupuestos que contemplan una fuerte alza fiscal. En concreto, incluyen dos nuevos impuestos ambientales, una subida del tramo autonómico del IRPF para las rentas de entre 90.000 y 175.000 euros y otra en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, con el objetivo de eliminar bonificaciones.

En concreto, en el IRPF las rentas que cobren entre 90.000 y 120.000 euros anuales pagarán un 46%, dos puntos más, mientras que quienes cobren entre los 120.000 y los 175.000 euros anuales pagarán el 47%, un punto más. Para las rentas de más de 175.000 euros anuales el tipo máximo estará en el 48%, como hasta ahora. En la Comunidad de Madrid, quienes cobren más de 53.407,20 euros al año se les aplica un tipo máximo del 43,5%.  

En cuanto al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, se introducen nuevos coeficientes para hacerlo más progresivo. Mientras en la Comunidad de Madrid, está bonificado al 99%, en esta otra región de España los herederos con patrimonio de más de 500.000 euros pueden ver más que duplicada su cuota a pagar.

Estos Presupuestos, aprobados por JxCat y ERC, y la abstención de los aliados de Podemos en la comunidad, los comunes, y con la oposición de Ciudadanos, PP y PSC, incluyen dos nuevos impuestos ambientales pioneros en nuestro país.

Uno de ellos graba las emisiones de dióxido de carbonos (CO2) por parte de la automoción. El otro es un canon por el impacto de los centros en los que se produce energía y las redes de telecomunicaciones en el entorno medioambiental.

Además, los Presupuestos contemplan una moratoria para que las empresas tengan más tiempo para pagar el impuesto sobre los refrescos con exceso de azúcar, que se puso en marcha en 20147, y también la tasa turística.

En definitiva, la oposición asegura que se trata de unas cuentas expansivas que no tienen en cuanta el impacto del coronavirus ya que el preacuerdo se cerró antes del inicio del estado de alarma. Los Presupuestos suponen un aumento del gasto público cifrado en 3.000 millones de euros.