Información sobre vivienda y economía

Cambios en la forma de valorar el ajuar doméstico en el impuesto a las herencias

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El Tribunal Supremo ha cambiado el criterio sobre la valoración del ajuar doméstico en una herencia. Hasta ahora este ajuar se valoraba en el impuesto de sucesiones (ISyD) sobre el 3% de todo el caudal hereditario. Sin embargo, el Alto Tribunal ha declarado que no todos los bienes de la herencia forman parte del ajuar, con lo que abre la puerta a reclamaciones de lo pagado de más por parte de los contribuyentes.

La Ley del Impuesto de Sucesiones (ISyD) establece que el ajuar del fallecido se corresponde con el 3% del total de la herencia (bienes, derechos y acciones), es decir, del total del patrimonio de la persona fallecida. Pero el contribuyente puede destruir esta presunción de dos maneras, tal y como señala José María Salcedo, socio de Ático Jurídico: puede acreditar que no existe ajuar o que su valor es inferior al 3%.

Ahora el Supremo declara que el ajuar doméstico no puede calcularse por un mero porcentaje de todo el patrimonio del fallecido y que hay bienes y derechos que no estaban afectos al uso personal y particular del fallecido, con lo que no sería ajuar. El Alto Tribunal considera ajuar lo establecido en el Código Civil: ropa, mobiliario y enseres que constituyan el ajuar de la vivienda habitual y el uso personal del causante. Aquí no se incluyen ni alhajas, objetos artísticos o históricos. Tampoco se incluyen el dinero o inmuebles.

Así, el Supremo modifica su propia doctrina y se enfrenta al criterio de Hacienda al estimar que no es correcta la idea de aplicar el 3% a todo el patrimonio del fallecido. El Supremo aboga por aplicar el 3% sobre los bienes que puedan afectarse al uso particular o personal del fallecido, como concepto de ajuar doméstico.

“La sentencia abre la puerta a que los contribuyentes recalculen el valor del ajuar, a efectos de la liquidación del ISyD. Además, el Supremo considera que, para excluir determinados bienes del concepto de ajuar, no sería necesaria la aportación de prueba por parte del contribuyente. Sería el caso de los bienes inmuebles, los bienes susceptibles de producir renta, los afectos a actividades profesionales o económicas; y, en particular, el dinero, los títulos-valores y los valores mobiliarios, que ninguna vinculación podrían tener, como cosas u objetos materiales, con las funciones esenciales de la vida o con el desarrollo de la personalidad”, añade Jose María Salcedo.

Aquellos herederos que tengan que liquidar el Impuesto de sucesiones en las próximas fechas podrán realizar el cómputo del ajuar mucho más beneficioso a sus intereses, tal y como establece el Supremo.

Además, esta sentencia abre la puerta a solicitar la devolución de ingresos indebidos en relación con las autoliquidaciones del ISyD presentadas en los últimos años, mediante la revisión del cálculo del ajuar realizado en su día y solicitar la devolución de lo pagado en exceso.