Información sobre vivienda y economía

Andalucía rebaja el ITP por la compra de vivienda al 7%

También rebaja el AJD del 1,5% al 1,2%

Juanma Moreno, presidente y Juan Marín, vicepresidente de Andalucía / Gtres
Juanma Moreno, presidente y Juan Marín, vicepresidente de Andalucía / Gtres
Autor: Redacción

El Gobierno de Andalucía ha dado luz verde a un decreto que establece una rebaja del Impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP), que grava la compra de una vivienda usada, al 7%. De este modo, desaparecen los tres tipos fijados en el 8, el 9 y el 10%. Además, también incluye una pequeña reducción en el Impuesto sobre los actos jurídicos documentados (AJD) que pasará del 1,5% al 1,2%. Esta rebaja fiscal entrará en vigor al día siguiente a la publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) hasta el 31 de diciembre de 2021.

Con esta rebaja fiscal, los andaluces contarán con 223 millones de euros más en sus bolsillos según cálculos realizados por el portavoz del Gobierno, Elías Bendodo. El actual vicepresidente del Gobierno, Juan Marín, ha asegurado que para una vivienda de 180.000 euros la cuota a pagar por el ITP es actualmente de 14.400 euros al tributar por el tipo del 8% del primer tramo de la tarifa (que aplica hasta 400.000 euros), mientras que con la rebaja aprobada se pagará 12.600 euros, es decir, 1.800 euros menos.

Y en el caso de la compra de una plaza de garaje a un particular por 24.000 euros, el ITP a pagar sería de 1.920 euros (tipo del 8%), que se quedaría en 1.680 euros con la nueva rebaja fiscal, lo que supone un ahorro de 240 euros.

Por otro lado, la escritura pública mediante la que se formaliza la transmisión de una vivienda nueva valorada en 200.000 euros por parte de una empresa promotora tributaría con la normativa en vigor (Decreto legislativo 1/2018) a un tipo general del 1,5%, lo que daría como resultado una cuota tributaria de 3.000 euros. Con la rebaja a un tipo general del 1,2%, la cuota tributaria es de 2.400 euros, lo que representa un ahorro de 600 euros.

Reactivación del sector inmobiliario e incentivo de obra nueva

La medida, que tendrá vigencia desde el día siguiente a su publicación en BOJA hasta el 31 de diciembre de 2021, persigue un doble objetivo. De un lado, impulsar la reactivación del sector inmobiliario, a través de un abaratamiento de la tributación vinculada a la adquisición de viviendas de segunda mano; de otro, incentivar la oferta de obra nueva a precios más asequibles, mediante la reducción de los costes fiscales gravados por la modalidad de AJD. En definitiva, el propósito último es aliviar la carga fiscal en el acceso a la vivienda.

El Gobierno andaluz adopta este decreto ley en continuidad con las medidas urgentes aprobadas por el Consejo de Gobierno para paliar la situación de crisis generada por el Covid. En particular, en el ámbito tributario se hace preciso seguir implantando medidas de apoyo tributario para mitigar el posible impacto del escenario económico de contención sobre la economía andaluza.

Esta medida ahonda en la rebaja fiscal aprobada en abril de 2019, que ha conllevado:

  • En el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), la reducción de los tramos autonómicos para equipararlos a la escala estatal (de ocho tramos existentes en 2019 pasarán a cinco en 2023) y una rebaja de los tipos aplicables por tramos de forma progresiva (del 10% al 25,5% en 2019 pasarán a una horquilla del 9,5% al 22,5% hasta el ejercicio 2023), medidas que benefician a 3,7 millones de contribuyentes.
  • El establecimiento de tipos de gravamen reducidos en el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD). Así, se estableció un tipo reducido para familias numerosas en Transmisiones Patrimoniales Onerosas del 3,5% frente al 8% anterior para la compra de vivienda habitual de hasta 180.000 euros.
  • Eliminación del tipo incrementado en el Impuesto sobre AJD en las transmisiones de inmuebles, en las que se renuncia a la exención del IVA (que estaba en vigor desde 2003), con lo que pasó del 2% al 1,5%.
  • La bonificación al 99% del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD) para los Grupos I y II.

 

Desde el Gobierno andaluz sostienen que con la primera bajada de impuestos que se aprobó nada más tomar posesión la coalición PP-Cs en 2019, en lugar de reducir los ingresos, lograron un aumento de los mismos por el incremento en 118.000 de contribuyentes en la comunidad autónoma.

Además, el Gobierno andaluz estudia volver a reducir el tramo autonómico del IRPF, aunque esta operación se hará a través de una proposición de ley que plantearán en el Parlamento los grupos del PP, Ciudadanos y Vox.