Información sobre vivienda y economía

Pros y contras del alquiler con opción a compra

Autor: Redacción

Ante el elevado precio de los pisos y la dificultad para acceder al crédito, ha aparecido en escena una fórmula ideal para comprar vivienda sin hacer una gran inversión inicial: el alquiler con opción a compra

Pero, cuidado, que no es oro todo lo que reluce según destaca el blog consultasinmobiliarias. Conocidas son las ventajas de esta fórmula como que se puede pactar el precio de compra a día de hoy y ejecutamos la compra después de los años que se pacten en el contrato de opción a compra, generalmente entre uno y cinco años. Así, si durante este periodo los precios han subido podemos optar por comprar, y si han bajado podemos no comprar o renegociar el precio de venta

Otra ventaja es que adquieres una opción a comprar un piso, no una obligación, que puedes ejecutarla cuando quieras

Sin embargo, también hay argumentos en contra del alquiler con opción a compra

- El problema más grave con el que se puede encontrar el inquilino es que el propietario del piso deje de pagar la hipoteca al banco, como consecuencia de la crisis económica

En el blog consultasinmobiliarias aseguran que en este caso si el banco decide embargar la vivienda, tendrá que respetar el derecho como inquilinos, pero en el orden de prioridades, el banco estaría delante del arrendado con respecto a la compra, ya que el banco ejecutaría el embargo de la vivienda. Para que el inquilino pudiera ejecutar la compra tendría que pagar la deuda hipotecaria pendiente, más los intereses de demora, más las costas etc

- Otra desventaja procede de las entidades financieras. Y es que hay riesgo de que los criterios de concesión de hipotecas se endurezcan aún más de lo que están actualmente. Es decir, que a la consulta que se hiciera a día de hoy sobre la cantidad de financiación que daría la entidad financiera se le aplicaría los criterios restrictivos que maneja en la actualidad el entidad para conceder o no las hipotecas

- Si el inquilino decide no comprar la vivienda, perderá” el dinero desembolsado en concepto de alquiler

- Cuando las opciones de compra se dan por plazos superiores a uno o dos años el propietario suele pedir garantías de que la opción se va a ejecutar realmente. Estas garantías suele ser una cantidad adelantada en concepto de señal o un precio de alquiler superior a la media normal de alquileres de inmuebles. El problema es que la señal que pone el inquilino o la diferencia de precio entre un alquiler normal y el precio que paga como prima se pierden