Información sobre vivienda y economía
los bancos esgrimen varias razones para denegar una hipoteca
los bancos esgrimen varias razones para denegar una hipoteca

los bancos esgrimen varias razones para denegar una hipoteca

Los 4 principales motivos de denegación de una hipoteca

En idealista.com/hipotecas conseguimos todas las semanas la concesión de varios créditos hipotecarios a particulares, muchas de ellas difíciles pero en algunas ocasiones la respuesta de los bancos es: “no”. Por ello, hoy vamos a aprender de las razones que esgrimen los bancos a la hora de denegar una solicitud de hipoteca

Las principales “excusas” actuales son:

1. “Se nos va por porcentaje de tasación”

O dicho de otro modo, no aportas suficientes ahorros. Los bancos – excepto si se trata de la financiación de la venta de un piso adjudicado, o de una promotora en la que están pillados – no financian más del 80% del valor de compra, por lo que los ahorros a aportar oscilan entre el 25% y el 30%. Si no los aportas a la compra, la respuesta negativa es inmediata

2.  “El ratio de endeudamiento es elevado”

El ratio resultante de dividir la cuota mensual de la hipoteca por los ingresos computados (y ojo, que aquí se abre un mundo de posibilidades por los criterios que aplica cada entidad para decidir lo que son ingresos computables y los que no), es superior al 33-40%. O lo que es lo mismo, no se fían de que vayas a poder hacer frente a los pagos mensuales, basándose en tus ingresos y tus gastos (sí, se computan unos gastos teóricos por cada persona dependiente en la unidad familiar, las cuotas de otros préstamos, etc.). Capítulo aparte supone la difícil justificación de ingresos de los autónomos

3. “Tenemos problemas con tu estabilidad laboral”

Si alguna de las personas que solicita la hipoteca lleva poco tiempo en su empresa, tiene un contrato temporal o trabaja en un sector más castigado por la crisis es muy probable que no se tengan en cuenta sus ingresos, con lo que el ratio del punto anterior se ve deteriorado sensiblemente y lleva a los solicitantes al territorio del “no”

4. “El tipo de vivienda que compras no se adecúa a la política del banco”

Ésta es una manera fina de decir que no quieren saber nada de cierto tipo de inmuebles, bien por su tipología, calidad o ubicación. Si te presentas intentando financiar la compra de una segunda residencia en 4ª línea de playa, donde hay un exceso de oferta y baja calidad de construcción y/o servicios, es muy posible que te encuentres con esta respuesta, o bien que te financien un porcentaje bajo de la compra

¿Qué hacer si algún banco te ha dado con la puerta en las narices?

Lo fundamental es conocer bien cuál es el motivo de la denegación y sobre todo entender si se debe exclusivamente a un concepto o si por el contrario han utilizado un argumento pero la verdad es que si lo solucionas te van a salir con otro distinto. Hay responsables de bancos que, aunque no lo digan, tienen órdenes de dar las menores hipotecas posibles, por lo que habrá ocasiones en las que la culpa no sea del todo tuya. La lista de entidades que no quieren casi conceder hipotecas actualmente la suelen conocer los expertos, igual que las que sí, por lo que es bueno ponerte en sus manos (visita idealista.com/hipotecas)

Después debemos entender si el obstáculo es “salvable” o no. Igual somos capaces de aportar más ahorros (por disponibilidad propia o a través de familiares) o bien optar por un inmueble diferente. Desde luego lo que no podemos hacer es cambiar nuestra antigüedad en la empresa o nuestro salario neto mensual (¡aunque nos encantaría!)

Por último, debemos llamar a diferentes puertas, igual el problema en un banco desaparece para el de enfrente, porque computen los ingresos de otra manera, por ejemplo

Si necesita ayuda para encontrar tu hipoteca, pídenos ayuda en idealista.com/hipotecas

Publicidad

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail