Información sobre vivienda y economía

La concesión de hipotecas se hunde un 30% y confirma que cada vez se compran más viviendas al contado

Autor: Redacción

El número de hipotecas constituidas en noviembre sobre vivienda en España bajó un 31,6% anual, hasta las 19.115 unidades. El dato es semejante al del mes pasado y supone seguir en zona de mínimos desde que se conoce la serie, según el instituto nacional de estadística (ine). El dato hace referencia a fechas en las que la venta de viviendas creció, lo que confirma la idea de que cada vez se compran más viviendas al contado

Hubo un tiempo en el que el número de hipotecas mensuales superaba con creces al número de ventas de viviendas. Esto se debía a que la actividad hipotecaria era incluso superior a la compradora, ya que había numerosas operaciones hipotecarias que no iban unidas a una compra (refinanciaciones, por ejemplo)

Sin embargo, desde hace unos meses, los propios datos del instituto nacional de estadística (ine) muestran un vuelco. Según los últimos datos del ine, el número de ventas fue un 25% superior al de hipotecas. En 2007 la situación era inversa, ya que el número de hipotecas era un 50% superior al de ventas

La caída del precio de la vivienda, unido al incremento de los diferenciales de las hipotecas, está permitiendo que cada vez se compren más viviendas al contado. Este fenómeno está ocurriendo especialmente en el sector de viviendas más económicas, donde algunos compradores pueden llegar a afrontar compras sin hipotecas, cuyo interés medio creció hasta el 4,39% en noviembre. Esto también ha permitido que el importe medio por hipoteca esté cayendo menos que lo que baja el precio de la vivienda. Así, la hipoteca media cedió sólo un 4% interanual, cuando la vivienda está bajando por encima del 10%

A propósito de los datos de firma de nuevas hipotecas publicados hoy por el ine,
Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista.com
, Explica que “la caída en el número de hipotecas cerradas que ofrece hoy el ine tiene una segunda lectura. Ante la incertidumbre del euro, la situación de los bancos, la inestabilidad de los mercados y con las oportunidades que pueden conseguir las agencias son muchos los inversores optado por refugiarse en el ladrillo comprando con mucho descuento viviendas para ponerlas en alquiler.  Conforme se acentúa la bajada de precios de la vivienda y suben los diferenciales hipotecarios, cada vez son más las operaciones que se cierran sin financiación. Desde principios de 2012 el número de compraventas es sensiblemente superior al de hipotecas que se conceden, una tendencia que se acelerará mientras los precios sigan en una senda bajista y no mejore el acceso y las condiciones crediticias”