Información sobre vivienda y economía

Las hipotecas salvan los muebles: cierran 2019 con leves subidas, pero en máximos desde 2011

Autor: Redacción

La firma de préstamos para la compra de vivienda ha salvado el ejercicio. A pesar de las turbulencias provocadas por la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria y la ralentización económica, durante 2019 se formalizaron 357.720 hipotecas. Según los datos del INE, la cifra ha repuntado un 2,7% respecto a 2018 y, aunque se trata del crecimiento más bajo desde 2014, lo cierto es que el número de préstamos ha registrado su mejor resultado anual desde 2011.

El mes de diciembre ha sido todo un revulsivo para los moderados resultados que se estaban registrando desde verano, cuando entró en vigor la nueva ley hipotecaria.Solo en el último mes del año se firmaron 30.285 préstamos, tras anotarse un repunte del 43% interanual. Un resultado que, según el INE, se ha visto afectado "tanto por la entrada en vigor de la Ley de Crédito Inmobiliario en junio de 2019 como por la constitución de numerosas hipotecas sobre viviendas por un número muy reducido de personas jurídicas".  

Gracias a este impulso y a los buenos resultados de principios de 2019, las hipotecas han logrado cerrar el año en positivo, frente al 3,3% de caída que han registrado las compraventas. 

Según explica Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, “los datos publicados por el INE contienen un volumen no concretado pero relevante de hipotecas de personas jurídicas, seguramente fruto de una operación de venta de inmuebles de algún banco que se haya financiado con hipotecas sobre cada inmueble. Lamentablemente, el INE no facilita el desglose, por lo que no podemos aislar los datos de hipotecas sobre viviendas “normales”, para tener una mejor visión sobre la evolución del mercado. A nivel provincial, se ven incrementos de más del 200% en provincias como Las Palmas, Toledo, Guadalajara o Jaén, e incluso Madrid supone un incremento del 70%, algo que no se corresponde con el pulso del mercado. Sería muy positivo que el INE desglosara la información -tanto de compraventas como de hipotecas- a nivel entidad jurídica o física, que compra o vende, o que hipoteca un inmueble, para dar más transparencia a su valiosa información y poder analizar mejor los datos".

Aún así, añade Encinar, "2019 se ha cerrado con el aumento en el número de hipotecas pero con un descenso de las compraventas. Este escenario divergente será la tónica general durante los próximos meses, ya que tras la retirada de muchas operaciones de inversión sólo mantienen su fuerza aquellas compraventas que necesitan financiación y que son realizadas por familias”.

Por otro lado, desde la Asociación Española de Banca (AEB) aseguran que "los datos confirman la normalización en la formalización de hipotecas tras la adaptación de los últimos meses de los nuevos requisitos de información a que obligaba la nueva Ley de Crédito Inmobiliario, que había deprimido las cifras". 

Otro de los datos más destacados de la estadística es que el tipo fijo ha seguido ganando terreno y, aunque no ha podido despedir 2019 con un nueco récord (lo marcó en octubre, al representar más del 45% de las formalizaciones), en diciembre supuso el 44% de las operaciones. Se trata del segundo mejor dato de la historia.

En cambio, llegan mejores noticias si miramos el número de operaciones firmadas a lo largo del año. Según los datos del INE, durante 2019 se firmaron más de 147.500 préstamos fijos para la compra de vivienda. 

Por otro lado, 2019 se ha saldado con un descenso del 4,2% del importe medio de los préstamos, mientras que el tipo de interés medio que los aplican a las hipotecas se mantiene en zona de mínimos históricos. En diciembre se ha situado en el 2,53%, el dato más alto desde agosto, pero inferior al del último mes de 2018.