Información sobre vivienda y economía

La hipoteca variable y sin comisiones de Bankia premia más a las rentas altas

Autor: Redacción

El préstamo variable de Bankia para la compra de una vivienda es la hipoteca de la semana. Se trata de una alternativa que comparte ventajas con otras del mercado, como por ejemplo que libra al consumidor de pagar comisiones y que establece un diferencial inferior al 1%. Ahora bien, para conseguir esas condiciones es necesario que se den unas condiciones.

La primera, que el cliente esté dispuesto a domiciliar la nómina en la entidad y, segundo, que sus ingresos mensuales sean de 3.000 euros en adelante. Si se dan ambas premisas, el tipo de interés se sitúa en el 0,99% + euríbor (2,3% TAE), aunque durante el primer año el tipo es del 1,99%.

Además, se eliminan las comisiones por amortización anticipada (ya sea parcial o total), por transferencias o ingresos de cheques y las comisiones por retirar efectivo. Y también desaparecen las cuotas por las tarjetas o el mantenimiento de la cuenta. 

En el caso de que el cliente no domicilie la nómina, el diferencial a aplicar es el 1,99% + euríbor (TAE 2,3%) durante toda la vida del préstamo. 

Otro detalle importante del préstamo de Bankia es que permite financiar hasta el 80% del menor de estos dos importes: el precio compra de la vivienda habitual o la tasación de la misma. Y que el plazo máximo de contratación es de 30 años, con una periodicidad de revisión semestral.

Por último, y tal y como establece la ley hipotecaria, el banco se hace cargo de la mayor parte de los gastos de la hipoteca la gestoría, el notario, el registro y el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD). Por tanto, el consumidor solo debe asumir el coste de la tasación del inmueble y las copias de la escritura que solicite.

Peores condiciones para nóminas más bajas

A pesar de que el tipo de interés más competitivo solo está disponible para nóminas de al menos 3.000 euros, también se ahorrarán las comisiones y las cuotas las rentas más bajas. Por ejemplo, para ingresos de entre 1.200 y 3.000 euros al mes, el tipo de interés es del 1,99% el primer año y el 1,35% + euríbor en el caso de mantener los ingresos en Bankia (2,3% TAE). Si se incumple esta condición el diferencial a partir del segundo año sube hasta el 2,35% + euríbor (2,36% TAE).

Para las rentas más bajas (nóminas inferiores a 1.200 euros), el tipo inicial del primer año se eleva al 2,1% y, a partir de entonces, al 2,25% + euríbor (2,41% TAE), siempre y cuando el cliente tenga la nómina domiciliada en la entidad. En caso contrario, el diferencial escala hasta el 3,25% + euríbor (3,21% TAE) pasados los 12 primeros meses.  

Compara las mejores hipotecas en idealista/hipotecas y resuelve tus dudas con nosotros de manera gratuita.