Información sobre vivienda y economía

La sequía no es el mayor siniestro en España: las inundaciones y las tormentas copan los seguros

Gtres
Gtres
Autor: Carlos Salas (colaborador de idealista news)

La sequía es uno de los problemas a los que España retorna una y otra vez. Basta con ver un mapa satelital del país para comprobar que el color predominante no es el verde, como en la vecina Francia, sino en amarillo, como la vecina Marruecos.

Sin embargo, el desastre más habitual en España no es la falta de agua, sino el exceso: se llama “inundaciones”. Según el último informe del Consorcio de Compensación de Seguros, entre 1987 y 2015 casi el 70% de las cuantías pagadas por siniestralidades extremas ha ido a parar a los desastres causados por inundaciones. En concreto, 4.500 millones de euros.

Gtres
Gtres

Las sorpresas siguen cuando se comprueba que, según el Consorcio, la segunda causa de siniestros en España son las tormentas ciclónicas. El 16% de las cuantías del consorcio se destinaron a cubrir ese desastre. Eso supuso pagar más de 1.000 millones de euros, en el periodo 1987-2015.

A continuación, los siniestros que ha tenido que afrontar el Consorcio para cubrir las pérdidas de los ciudadanos son los terremotos, el terrorismo y los tumultos populares.

En ese periodo entre 1987 y 2015, el Consorcio ha tenido que sufragar gastos por valor de 6.600 millones de euros por todos los desastres extremos, desde inundaciones hasta terrorismo.

El Consorcio de Compensación de Seguros es un organismo que se encarga de analizar y evaluar el impacto de los riesgos extraordinarios, y de indemnizar a los afectados. Sus fondos salen de los seguros que pagamos anualmente los españoles: se trata de una pequeña cantidad porcentual que se detrae de las primas, y que se puede ver en cada factura.

Gtres
Gtres

Según la página web del Consorcio, este recargo (la tasa) que todos pagamos para cubrir daños extraordinarios en los bienes, se calcula sobre el capital asegurado.

Viviendas y Comunidades de Propietarios de Viviendas: 0,08 por mil.

Oficinas: 0,12 por mil.

Comercios, centros comerciales, almacenes y resto de riesgos sencillos: 0,18 por mil.

Riesgos Industriales: 0,21 por mil.

Automóviles: cantidad fija según el tipo de vehículo (por ejemplo, en el caso de turismos, esta cantidad es de 2,10 euros por vehículo).

Obras Civiles: diversas tasas según el tipo de obra civil, que van desde el 0,28 por mil para autopistas, carreteras, vías férreas, y conducciones, hasta el 1,63 por mil para puertos deportivos.

Para daños en las personas (seguros de vida y accidentes): tasa general del 0,005 por mil, salvo casos especiales.

Para pérdida de beneficios:

Viviendas y comunidades: tasa adicional del 0,005 por mil, que se aplicará sobre el capital asegurado en daños materiales.

Resto de riesgos: tasa del 0,25 por mil, que se aplicará sobre el capital asegurado de pérdida de beneficios.