Información sobre vivienda y economía

El gran secreto de Insur, la mejor inmobiliaria española en bolsa

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Hace apenas tres años, Inmobiliaria del Sur (Insur) apenas valía en bolsa 100 millones de euros. Hoy la histórica compañía andaluza, con 70 años a las espaldas, vale alrededor de 230 millones de euros y se ha convertido en un imán para los inversores después de unos últimos 18 meses casi perfectos en el mercado bursátil. Tras un 2017 en el que se revalorizó un 30%, Insur está repitiendo la jugada con una ganancia idéntica en lo que va de año, que transcurre a un ritmo alcista que dentro del sector inmobiliario solo puede aguantar Renta Corporación.

Un gran rally tras el que la compañía ya tiene a tiro de piedra por valor en bolsa a dos grupos ligados al ladrillo como Quabit o San José, que capitalizan menos de 300 millones de euros. ¿Cómo se explica este salto de tamaño del grupo? ¿Cuál es el secreto de la inmobiliaria de moda entre inversores, gestores y analistas?

Después de un período de corrección de tres meses desde los máximos del año más allá de los 14 euros por acción (el precio más alto desde el primer trimestre de 2014), Inmobiliaria del Sur ha vuelto a recuperar el ritmo en bolsa. Y lo ha hecho gracias a un plan estratégico que ha gustado al mercado. Éste ha decidido hacer un acto de fe y dar un espaldarazo a todas las previsiones de un grupo abonado en los últimos tiempos a dar alegrías.

Las últimas tienen que ver con las cifras de preventas anunciadas por el grupo. En los tres primeros meses del año, las preventas acumuladas tanto en las promociones propias como en otros proyectos compartidos alcanzaban nuevos máximos históricos por encima de los 210 millones de euros. La cifra contrasta con los poco más de 80 millones del mismo período de 2017.

Este crecimiento ha hecho olvidar a los inversores que en el primer trimestre la facturación del negocio de promoción se situó más de un 60% por debajo de la de marzo del año pasado. La compañía asegura que este descenso es producto de que la entrega de viviendas se concentrará en los próximos meses. Los inversores no dudan de la explicación de la compañía, que cuenta con cerca de 2.000 casas en desarrollo y con más de 150.000 m2 en suelo.

Pero el mercado también está valorando la estrategia de diversificación del grupo. Insur también desarrolla otras áreas de negocio como la patrimonial, la construcción y la gestión. El grupo aprobó en la junta de accionistas celebrada en abril la segregación de su cartera de activos en alquiler en una nueva sociedad llamada Insur Patrimonial. Un área en la que Insur cuenta con una cartera de 118.500 m2 de oficinas y locales comerciales y más de 2.500 plazas de aparcamiento. El 84% de esta cartera está en Sevilla.

Por el camino, el grupo no ha dejado de reducir su nivel de endeudamiento. La rebaja de la deuda financiera neta hasta los 175 millones de euros (de la que un 71% es a largo plazo) es otro de los aspectos más valorados por los inversores en un grupo que ha salvado los peores años de la crisis sin quitas ni daciones de activos. Al cierre de 2016, la deuda alcanzaba los 189 millones de euros.