Información sobre vivienda y economía

Un debut para olvidar: la socimi Árima firma uno de los peores estrenos de la historia de la bolsa

La socimi Árima ha sufrido un fuerte castigo en su primer día en bolsa... Tanto que ha hecho historia.  A pesar de que sus acciones han empezado la sesión con suaves pérdidas, las órdenes de venta han ido a más y ha terminado su primera sesión con un descenso del 10%, situando sus acciones en 9 euros, frente a los 10 euros en los que se ha estrenado. 

En concreto, ha firmado uno de los peores debuts de la historia de la bolsa española. De momento, el 'honor' lo tiene Telepizza que, en su regreso al parqué en abril de 2016, terminó su primera sesión con una caída de casi el 20%. Otras empresas que registraron un descenso similar al de la socimi son EADS (actual Airbus), que se dejó un 10,5% en julio de 2000; y Talgo, que bajó en torno al 9% cuando debutó en primavera de 2015.

Es cierto que la sociedad de inversión inmobiliaria se ha estrenado en un momento de mercado complicado y en una jornada de caídas generalizadas, aunque en su caso los inversores han sido mucho más duros. El Ibex, por ejemplo, ha terminado el día con un descenso del 0,91%, hasta quedarse en 8.726 puntos. 

En el caso del sector inmobiliario, la caída de Árima duplica la que sufrió hace justo un año la promotora AEDAS Homes (que cerró su primer día en el mercado con un descenso del 5,2%) y triplica el 3% que se dejó su homóloga Metrovacesa en febrero. Y eso que ambas compañías se estrenaron en un momento de máxima tensión financiera.

Desde el banco Renta 4 explican a idealista/news que "no existen fundamentales que expliquen la caída, más allá del tono negativo de los mercados en general y de las inmobiliarias en particular". Otros analistas sostienen que un desplome de estas características, aunque sea muy significativo, no determina el éxito o el fracaso de una empresa en bolsa. Sobre todo, teniendo en cuenta que la sociedad cuenta con un equipo gestor muy conocido en el sector inmobiliario.

El objetivo de Árima

Este vehículo de inversión inmobiliaria, que está impulsado por el equipo gestor de la desaparecida socimi Axiare (comprada por el gigante inmobiliario Colonial), se ha estrenado en el mercado continuo después de retrasar su puesta de largo hasta en dos ocasiones.

Además, a finales de la semana pasada la compañía liderada por José Luis López de Herrera-Oria decidió reducir a una tercera parte el importe de la operación: si cuando anunció su intención de estrenarse en bolsa su inteción era levantar 300 millones de euros, finalmente ha conseguido 100 millones. 

La Oferta Pública de Suscripción de Acciones (OPS) de la sociedad ha estado dirigida a inversores profesionales, y según explican desde Árima, los que han acudido "en su mayoría son fondos long-only especializados en el sector, tanto internacionales como nacionales". 

A pesar de que la socimi se ha vestido de largo sin tener activos en cartera (es todo cash), su plan pasa por invertir todo el capital en un plazo máximo de nueve meses, siendo las oficinas prime de España, y especialmente de Madrid, el segmento en el que quiere especializarse. 

En concreto, Árima cree que el mercado de las oficinas doméstico tiene un claro recorrido, especialmente en la capital, con rentas que todavía están lejos de los niveles alcanzados en 2008, mientras que en otras ciudades europeas los precios han alcanzado o superado sus máximos históricos.

Además, asegura que ya tiene identicadas varias oportunidades de compra de activos con un gran potencial de revalorización. De ellas, "aproximadamente un 30% están catalogadas como altamente visibles, por lo que la compañía ve posible realizar una transacción, mientras que otro 40% está en fase avanzada de análisis, en la que la socimi ha recibido información suficiente sobre el activo, se ha analizado y considerado adecuado para realizar un análisis inicial para hacerse con la propiedad". 

Árima Real Estate llega al mercado con la promesa de generar un retorno anual para sus accionistas de entre un 12% y 15%, para lo que invertirá en torno al 80%-90% de su capital en el segmento de oficinas. No obstante, también estudia compras de activos logísticos en enclaves destacados como por ejemplo Madrid y Barcelona, así como oportunidades que surjan en otros activos inmobiliarios. Además, la compañía podría ampliar capital cuando se calmen los mercados para levantar esos 300 millones de euros previstos en sus planes iniciales. 

Más datos de su estreno en bolsa

La sociedad de inversión inmobiliaria ha empezado la jornada con una caída mucho más suave que la registrada al cierre de la sesión. En concreto, ha firmado un primer cruce en 9,9 euros por acción, con un descenso del 1%. A media mañana, el mercado doméstico también registraba un descenso similar.

Según los datos de Infobolsa, en los primeros compases en el mercado continuo, Árima ha registrado un volumen de 22.500 títulos, que se corresponden con un importe de unos 222.750 euros. Al final del día, esas cifras se han elevado a casi 50.000 acciones y algo más de 462.000 euros. No podemos olvidar que su valor de mercado inicial era de 100 millones de euros, cifra que ha quedado reducida a 90 millones tras este desplome histórico de las socimis y de la bolsa española en general. 

Ahora bien, en su segundo día en el mercado, las acciones de la compañía han empezado la jornada con subidas cercanas al 5%, lo que le permite recuperar buena parte del terreno que perdieron ayer.