Información sobre vivienda y economía

Los inversores pisan el freno a la inversión inmobiliaria en bolsa tras la llegada del Gobierno Sánchez

Autor: Rubén Lapetra-Finect (colaborador de idealista news)

¿Seguirá el buen momento del sector inmobiliario? Los inversores profesionales que operan en bolsa no lo tienen del todo claro y están pisando el freno. Los fondos de inversión y sicavs registrados en España redujeron ligeramente su exposición a las acciones de las principales inmobiliarias y socimis cotizadas en el tercer trimestre de 2018.

Según los datos enviados a la CNMV por las gestoras, la inversión en los diez principales grupos inmobiliarios de la Bolsa española (Merlin, Colonial, Neinor, Aedas, Metrovacesa, Lar, Quabit, Renta, Realia e Hispania) se redujo en un 3% en el tercer trimestre (julio-septiembre) respecto al segundo (abril-junio), aunque se mantiene todavía un 45% por encima de los niveles de 2017, después del fuerte crecimiento del primer trimestre de 2018.

A 30 de septiembre, la inversión total ascendía a 512 millones de euros, más de la mitad repartidos en Merlin (106 millones), Colonial (89 millones) y Neinor Homes (87 millones) que representan algo más de la mitad de esa cantidad. Fondos como EDM Inversión, Santander Small Caps, Bestinver Bolsa y Okavango se situaban como principales inversores en las grandes promotoras inmobiliarias y socimis (sociedades que invierten en activos inmobiliarios destinados al alquiler).

Entre las claves del movimiento inversor sobre acciones inmobiliarias aparecen tres grandes claves. En febrero, la salida a bolsa de Metrovacesa atrajo a numerosos fondos de inversión al accionariado de la compañía liderada por Santander y BBVA. Ya en julio, la OPA de Blackstone provocó la salida de los doce fondos que estaban en su capital.

Sin embargo, el evento que ha marcado el ánimo inversor ha sido el cambio de Gobierno (mayo) con la llegada de Pedro Sánchez. El sondeo de medidas encaminadas a cambiar la fiscalidad de las Socimis (bonificadas en impuestos como Sociedades o IAJD) y en otras áreas fiscales, así como la desaceleración económica han puesto en cuarentena algunas decisiones de inversión, como refleja la estadística de fondos y sicavs.