Información sobre vivienda y economía

Los créditos impagados se podrían duplicar en dos años, según LEM Loan eMarket

La plataforma cree que los créditos no operativos podrían situarse en 160.000 millones entre 2021 y 2022

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Se avecina una oleada de impagos en los préstamos en los próximos meses y un fuerte aumento de los bautizados 'Non Performing Loans' (créditos no operativos). 

Al menos, esta es la previsión que maneja LEM Loan eMarket, la plataforma de compraventa de deuda inmobiliaria, que afirma que las ayudas y moratorias que ha puesto en marcha el Gobierno han evitado una subida inmediata de la morosidad, aunque su efecto llegará a finales de este año o principios de 2022, una vez que vayan desapareciendo las medidas para impulsar al tejido empresarial, principalmente pymes y autónomos. 

Su visión coincide con la de otros estudios que prevén un importante repunte de la morosidad en los próximos meses y de los procesos concursales. Crédito y Caución, por ejemplo, detecta una subida de las insolvencias del 70% en lo que llevamos de año, mientras que Coface afirma que una de cada tres empresas en España es insolvente y que opera gracias a las ayudas existentes. 

Y ante el previsible aumento de la morosidad, LEM Loan eMarket estima que en este bienio el volumen de préstamos impagados podría subir entre un 50% y un 100%, pasando de los 80.000 millones de euros registrados a cierre del año pasado hasta los 120.000-160.000 millones de euros. De cumplirse este pronóstico, el número se duplicaría en apenas 24 meses y superaría el nivel de los últimos ejercicios (100.000 millones en 2018 y 95.000 millones en 2019).

"La pandemia ha causado una parálisis de la economía que ha obligado a varias empresas a suspender su actividad, cerrar definitivamente los locales y, en consecuencia, dejar en una situación de gran incertidumbre económica a miles de españoles", explica la plataforma, que añade que, en esta coyuntura, "se prevé que la tasa de morosidad escale hasta entre el 6,6% y el 7,2% a finales de año, frente al 3,6%-4% actual, lo que devendrá en una ola de nuevos créditos no operativos".

Como consecuencia del aumento de los impagos, LEM Loan eMarket afirma que los bancos tendrán que retomar las ventas o cesiones de carteras de créditos dudosos, lo que abrirá una ventana de oportunidad a los inversores que busquen deuda inmobiliaria. 

En este sentido, desde la plataforma recuerdan que "un crédito no operativo o NPL (‘Non Performing Loan’) es un crédito cuyo pago no se está ejecutando. Con el aumento de la morosidad, los pagos de los créditos se vuelven menos operativos en general, afectando principalmente al balance de los bancos que, con la intención de liberar provisiones, están dispuestos a vender carteras o ceder créditos. Se trata de un remedio para los bancos y una gran oportunidad para los inversores”.

De momento, parece que la banca se está preparando para este escenario, y un ejemplo lo tenemos en Banco Santander, que quiere retomar las ventas. Según publica el diario El Economista, el grupo prevé desprenderse en los próximos meses de 700 millones de euros en créditos comerciales dudosos, aunque todavía se desconoce si la operación se realizará en bloque o se dividirá en pequeñas carteras. Todo dependerá del interés que despierte entre los inversores. 

Tras el parón del mercado en 2020, como consecuencia de la pandemia sanitaria, los expertos prevén que este año se reactiven las operaciones. En concreto, la plataforma de compraventa de deuda inmobiliaria recuerda que el año pasado se produjo una bajada importante de las cesiones de crédito por parte de los bancos como consecuencia de la crisis económica (el stock se redujo en apenas 5.000 millones), aunque este año prevé que las ventas o cesiones de créditos en el mercado de NPL se sitúen aproximadamente en 10.000 millones de euros.

A pesar del repunte, la cifra de este año permanecería por debajo de 2019 (-13.500 millones de euros) y, sobre todo, de 2018 (cuando el stock de préstamos dudosos se redujo unos 51.400 millones de euros).