Información sobre vivienda y economía

El salario medio que se cobra en cada país europeo (y España no está en el top 10)

Autor: Redacción

En Europa existen unas diferencias de sueldo tremendas. Tanto que un ciudadano de Dinamarca cobra de media nueve veces más que uno de Bulgaria o, dicho de otro modo, un búlgaro debe trabajar nueve meses para cobrar lo mismo que un danés en uno. Ambos países ocupan los polos del ranking de toda la UE.

Según el informe publicado por Adecco y Barceló & asociados, que se nutren de los datos del INE y su homólogo europeo (Eurostat), el sueldo medio de un europeo se sitúa en 2.000 euros brutos mensuales, aunque encontramos países en los que la cifra supera los 3.000 euros y otros tantos en los que ni siquiera llega a 1.000 euros.

España se sitúa a mitad de la tabla con 1.639 euros mensuales, lo que nos lleva a ocupar el puesto 13. Además de estar por debajo del promedio comunitario (es un 18% más baja), nos superan los países nórdicos y las cuatro grandes potencias económicas del Viejo Continente. Por debajo, en cambio, están todos los países del Este, Portugal y Grecia. En total, 15 países.

“En 2017 la remuneración media europea era de 1.934 euros mensuales. El incremento del 3,3% interanual, unido a la estabilidad del salario español (+0,2%), ha hecho que la brecha entre ambas magnitudes se amplíe en el último año en 2,6 puntos porcentuales, ya que un año atrás el salario español era un 15,4% inferior al europeo (298 euros mensuales). Ahora, como acabamos de ver, queda un 18% por debajo (361 euros mensuales)”.

Una Europa a tres velocidades... salariales

El informe establece tres grupos de países en función del salario medio. En el primer escalón están los nueve países con una retribución superior a los 2.500 euros mensuales: se trata de Austria (2.504 euros), Bélgica (2.608 euros), Suecia (2.710 euros), Alemania (2.719 euros), Finlandia (2.724 euros), Holanda (2.729 euros) e Irlanda (2.790 euros). A estos siete se suman los dos únicos que registran una retribución media por encima de la barrera de los 3.000 euros: Luxemburgo (3.228 euros) y Dinamarca (3.807 euros), que tiene el honor de registrar el salario más elevado de los Veintiocho.

En otro escalón están los nueve países con una remuneración media inferior a esos 2.500 euros, pero superior a 1.000. Entre ellos se coloca España, con 1.639 euros. Además de nuestro país, se integran en este grupo Portugal (1.017 euros), Grecia (1.023 euros), Eslovenia (1.190 euros), Malta (1.265 euros), Chipre (1.291 euros), Italia (2.033 euros), Francia (2.356 euros) y Reino Unido (2.381 euros). No obstante, dentro de este grupo también se observan amplias diferencias, y es que los salarios medios de Reino Unido y Francia más que duplican los de los rescatados Portugal y Grecia.

Por último, y en el lado rezagado, encontramos un total de 10 países con un salario medio inferior a 1.000 euros por mes. Todos son de Europa del Este: Bulgaria (407 euros), Rumanía (563 euros), Lituania (566 euros), Letonia (619 euros), Hungría (686 euros), Polonia (768 euros), Croacia (824 euros), Eslovaquia (845 euros), República Checa (882 euros) y Estonia (942 euros).

Pero, al igual que sucedía en el grupo anterior, hay notables diferencias entre sus resultados: los salarios medios de Estonia y República Checa más que duplican el de Bulgaria, que es el único país de la UE con un salario medio inferior a los 500 euros mensuales.