Información sobre vivienda y economía

Madrid podría tener un 'Eurovegas' descafeinado

Así será Madrid Live Resort

Madrid podría contar con un 'Eurovegas', pero de unas dimensiones y un concepto más austeros del que se planteó hace unos años. La firma estadounidense Cordish Companies ha presentado esta mañana en la capital el megaproyecto que quiere llevar a cabo en España: la construcción del mayor complejo de ocio de toda Europa al que ha bautizado como 'Live! Resort Madrid' y que ya ha sido presentado formalmente a la Comunidad de Madrid. 

La iniciativa que conllevará una inversión inicial de 500 millones de euros pero la inversión total será de 2.200 millones de euros, podría generar unos 56.000 empleos y reportaría a la región madrileña un beneficio anual de entre 4.000 y 6.000 millones de euros durante el primer lustro. 

El complejo abarcará 134 hectáreas de terreno, se ubicará en el municipio de Torres de la Alameda y combinará ocio, restauración, hostelería y hasta oficinas. Según ha explicado la compañía, dispondrá de outlets, cafeterías, discotecas, parques infantiles, salas de conciertos, varios hoteles, un teatro para musicales, espacios de trabajo para startups, centros de convenciones, un circo y zonas para el juego, que ocupará como máximo el 10% de la superficie total.

De hecho, la firma ha insistido en que su proyecto no es como Eurovegas, el proyecto fallido del magnate Sheldon Adelson de levantar en la región el mayor complejo de casinos y ocio del Viejo Continente. 

Abe Rosenthal, presidente ejecutivo de diseño de la compañía americana, asegura que tras más de dos años de búsqueda han elegido Torres de La Alameda por su ubicación estratégica: muy cerca del aeropuerto de Barajas y de la Feria de Madrid IFEMA.

El complejo comenzará a construirse una vez consigan las licencias y permisos por parte de la Comunidad de Madrid, un proceso que durará entre cinco y seis meses. Y es que tienen que cumplir con la normativa regional que establece un concurso público, es decir, para conseguir la licencia para operar se abrirá un concurso público por si hubiera otro competidor interesado en crear un complejo parecido.

Una vez conseguidos los permisos pertinentes, Condish tardaría entre 18 y 24 meses en levantar el proyecto. Joseph Weinberg, socio de Cordish, ha insistido en varias ocasiones que no solicitarán ningúna modificación de la legislación vigente y que tampoco van a solicitar subvenciones públicas.     

Cómo será el proyecto

Condish calcula que el complejo podría aumentar el número de turistas en alrededor 1,6 millones al año (de los 11 millones que recibe anualmente) y asegura que puede ser un filón para el turismo que recibe la región. Una vez que el proyecto esté completado, la previsión para el primer año es captar a unos 670.000 nuevos turistas e incrementar el número de pernoctaciones en 2,3 millones de noches adicionales.

Para mejorar la comunicación del complejo, el grupo estadounidense asegura que está proyectado la construcción de un apeadero de tren para conectar con Atocha y conexiones lanzadera con el aeropuerto, el IFEMA, la estación de Chamartín y otros puntos del centro de la capital. Unas iniciativas que también necesitaría la aprobación de las autoridades. 

El recinto contará con 2.700 habitaciones de hoteles de cuatro y cinco estrellas; más de 100.000 m2 destinados a ocio y tiendas; 45.000 m2 de espacio para oficinas; unas 5.000 plazas de aparcamiento y podría ampliar su superficie construyendo una nueva fase si la evolución del negocio es positiva.