Información sobre vivienda y economía

Ayuntamiento y FC Barcelona estrechan lazos para levantar el nuevo Camp Nou

Después de varios desencuentros, parece que empieza a templarse la relación entre el Consistorio y el Barça. El Ayuntamiento de Barcelona se ha reunido con el FC Barcelona para valorar la última propuesta del club en la remodelación del nuevo estadio y su impacto en el barrio de Les Corts. En esta última reunión estrecharon intereses para que puedan iniciarse cuanto antes las obras del futuro Camp Nou.

Desde que el club tuviera el beneplácito de los socios en abril de 2014, ha ido manteniendo reuniones con el gobierno municipal para reconstruir el actual estadio. El equipo de Colau, que tomó el mando del Ayuntamiento en mayo de 2015, se había mostrado reacio hasta ahora con el proyecto del Barça por no asegurar un plan urbanístico a la medida del barrio en que se ubica

El plan inicial del FC Barcelona conllevaba una modificación del plan general metropolitano que chocaba con los intereses del Ayuntamiento actual. El suelo, cualificado como equipamiento a excepción de una parte del 'Miniestadi' que consta como verde, podía provocar un cambio para que pudiera financiarse la remodelación. Es decir, que pudieran recalificarlo en detrimento del barrio. El Ayuntamiento ha querido garantizar a los vecinos una propuesta que fuera consensuada por todas las partes de la mesa de negociación del proyecto. 

El Ayuntamiento celebra que el futuro estadio vaya a construirse en la ciudad y que "será una oportunidad de integrarlo con el resto de les Corts", declaró Janet Sanz, teniente alcalde y concejal de Urbanismo. En la misma línea, quiso aprovechar para anunciar que con las obras del club podría servir para empujar la construcción de ciertos equipamientos que, según Sanz, viene necesitando desde hace años el barrio.

En esta nueva propuesta por parte del club se incrementaría el suelo público, ganando la ciudad 14.000 m2. También, darían 18.700 m2 de zonas verdes y unos aparcamientos bajo tierra, a cargo del Barça, por un coste de 52  millones de euros. Aunque en el proyecto sigue la idea de construir un hotel y oficinas. Sanz aseguró que la construcción de ese futuro hotel estaría sujeto a la nueva normativa aprobada por el pleno del Ayuntamiento, el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT).

Entre los aspectos que aún deben negociar entre todas las partes están la movilidad y los aparcamientos de autocares, tanto de los días de partidos como de las visitas turísticas a las instalaciones. Desde el Ayuntamiento pedirán al club que su propuesta impacte lo mínimo en el día a día de los vecinos del entorno y mantenga "un equilibrio urbano".

El inicio de las obras no se ha concretado aún, aunque el Barça fija 2018 para así darlo por finalizado entre 2021 y 2022. Por parte del Ayuntamiento, aseguran cumplir con el calendario marcado de las futuras reuniones en febrero, marzo y abril, y confía poder aprobar la modificación del plan para este 2017.