Información sobre vivienda y economía

Así quedará en el mapa la nueva regulación hotelera y de pisos turísticos de Barcelona

Si nada falla, este viernes 27 se aprobará en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona el nuevo Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos de Barcelona (PEUAT). Con él, esperan controlar la creación de establecimientos turísticos en consonancia con un modelo de turismo de ciudad. El nuevo mapa dibujará un turismo más sostenible en la creación de hoteles y pisos turísticos y protegerá los barrios con mayor densidad hotelera.

La teniente alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, celebra que el acuerdo sea "fruto de consenso, diálogo y participación" de meses con todos los grupos municipales y asociaciones vecinales. Muestra de ello son los cambios que se han visto obligados a hacer con tal de que la oposición (ERC) en el Ayuntamiento aceptaran el plan. En el Consejo Plenario del viernes se abordará la medida, fruto del diálogo entre el gobierno y ERC, que determine un número de inspectores municipales para detectar la oferta sumergida. También, se estudiarán los 3 proyectos que hasta ahora ERC pedía a consulta ciudadana su futuro. 

Con el PEUAT buscan "garantizar la convivencia y la calidad del espacio público", una medida que ayudará también a "preservar el derecho a la vivienda y priorice vivir en nuestra ciudad", según ha declarado Sanz.

Para evitar la concentración excesiva de hoteles y alojamientos turísticos, el nuevo plan distribuye por territorios la oferta hotelera y garantiza un equilibrio entre las plazas de alojamientos turísticos y la población residente con tal de evitar la saturación del espacio público. Estas son las cuatro zonas con las que han dividido el mapa de Barcelona para distribuir la oferta de establecimientos turísticos:

Zona 1. Decrecimiento natural

Es la zona que concentra la mayor saturación hotelera a día de hoy, es decir, el centro histórico de la ciudad, Ciutat Vella, y se extiende hasta el Eixample Esquerre, la Dreta de l'Eixample, parte de Sant Antoni, hasta alcanzar zonas más alehadas del centro pero igual de conflictivas, como Hostafrancs, la Vila de Gràcia, la Vila Olímpica y el Poblenou.

En esos barrios se concentran el 50% de plazas hoteleras de la ciudad, más del 60% de albergues y más del 80% de hostales de Barcelona. En esta zona no se admitirá la implantación de nuevos establecimientos ni tampoco la ampliación de plazas de establecimientos existentes. El decrecimiento natural vendrá cuando, en caso que la actividad de uno de los locales existentes cese, no se permitirá abrir otro en su lugar.

Zona 2. Mantenimiento

No viven la aglomeración de los barrios más céntricos y/o visitados, pero desde el Ayuntamiento buscan preservarlos por ser limítrofes con las áreas de mayor saturación. Estos barrios o zonas son: la Nueva Esquerra de l'Eixample, parte de Sant Antoni (las islas al oeste de la calle Comte d'Rugell), la Sagrada FamíliaFort Piencla Font de la GuatllaSants, Les CortsSant Gervasi-Galvany, parte de El Putxet, de Vallcarca y Penitentsla Salut, el Camp d'en Grassot y Gràcia NovaBaix GuinardóLlacunaDiagonal Mar y Front Marítim

En esas zonas se concentra el 40% de las plazas hoteleras actuales y el 40% de apartahoteles de la ciudad. La relación de la población flotante y residente es del 9,92%. Son barrios con puntos de interés turístico y son próximos a los barrios con una elevada saturación. En este área se buscará el mantenimiento de oferta hotelera actual. Eso es, si cierra un establecimiento, sí se permitirá abrir otro en su lugar, siempre y cuando respete el mismo número de plazas que el anterior local

En un principio se definieron los criterios de distancias y de densidad en función de las dimensiones del establecimiento. En la última actualización del PEUAT se flexibilizan las condiciones de implantación de nuevos alojamientos.

Zona 3. Crecimiento contenido

Es el área que cubre gran parte del resto urbano de la ciudad. Son barrios alejados de intereses turísticos y no son sensibles a su presión. Apenas cuentan con oferta hotelera. Solo acogen un 10% de las plazas de hotel, un 2% de hostales y pensiones y el 35% de plazas de residencias. 

Estas zonas más periféricas servirán como estrategia centrífuga para destensionar las zonas con mayor actividad turística, pero lo harán con un crecimiento controlado. Se permitirá implantar nuevos establecimientos y ampliar los existentes, siempre y cuando no supere la densidad máxima de plazas. Uno de los requisitos para trasladar a estas zonas pisos turísticos es que no sea en edificios compartidos con vivienda residencial y tampoco en planta baja.

Tanto en zona 2 y 3 se amplía el criterio inicial que determinaaba la abertura nuevos hoteles. Por ejemplo, mientras que antes se prohibía abrir nuevos establecimientos en calles de menos de 8 metros, ahora se podrán implantar hoteles de menos de 50 plazas en calles de entre 6 y 8 metros de amplitud. Y si antes se establecía un radio de 150 metros de separación entre un nuevo hotel con los existentes, ahora el radio será de 100 a 150 metros, dependiendo del número de plazas.

Zona 4. Otros ámbitos de regulación específica

Esta zona delimita tres grandes áreas de transformación de la ciudad, a criterio del Ayuntamiento. Por su uso y las condiciones en que se están desarrollando, necesitan prever una regulación propia adaptada al territorio. Estas áreas son la Marina del Prat Vermell (Sants- Montjuïc), la Sagrera (Sant Andreu) y el 22@ (Sant Martí). 

Habrá un número máximo de plazas hoteleras y de vivienda turística en la zona, con tal de mantener el buen equilibrio con la población residente. Según los cálculos del Ayuntamiento, la flota hotelera en la Marina del Prat Vermell no puede superar el 6% de la población residente, que actualmente está en 24.700 habitantes.

Lo que respecta a la Sagrera, se limita la implantación de nuevos establecimientos en aquellos terrenos cualificados a uso exclusivo hotelero. El número máximo de plazas será alrededor de 3.000.

Para 22@ establecerán unas condiciones específicas para garantizar una distribución territorial equilibrada. Estiman unas 3.200 nuevas plazas, ubicadas mayoritariamente en la zona de Llevant. 

Cambios de última hora en el redactado final

En la actualización del redactado final a expensas de ser oficial el próximo viernes, también añadieron aspectos como las obras de renovación de alojamientos, que se permitirá todas las actuaciones siempre y cuando no signifique reformar más del 80% del edificio ni derribarlo. Este punto incorporado nace de una demanda de CiU, ERC y C's. Otro aspecto es la prohibición de incrementar los viviendas de uso turístico (HUT), pero manteniendo el número actual. Cuando uno de la zona 1 cierre, se abrirá uno nuevo en las zonas 2 y 3.