Información sobre vivienda y economía

El equipo de Colau ultima el Plan de alojamientos turísticos para Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona encara el tramo final para regularizar el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT). La concejala de Ecología, Urbanismo y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz, ha avanzado que la normativa que debe regular el desarrollo de la oferta de pisos vacacionales en la capital catalana goza de un amplio consenso y espera que entre en vigor en marzo, aunque se mantienen desacuerdos con algunos grupos municipales.

Entre los principales desencuentros con la oposición, Sanz ha expresado su desacuerdo con realizar una consulta, la principal petición que formuló Alfred Bosch (ERC). El equipo de Colau (BenComú) se niega a convocar una consulta ciudadana para debatir el futuro de los tres alojamientos turísticos que mayor polémica han suscitado: el albergue de la Vila Olímpica, el Hotel Drassanes y el Hotel Rec Comtal. "¿Por qué esos tres y no otros alojamientos? Sería una decisión totalmente arbitraria", manifestó la teniente alcalde. Bosch, por su parte, comunicó que la consulta era condición sine qua non para apoyar el plan de alojamientos turísticos de Colau.

Sanz, en rueda de prensa, argumentó las razones por las que han considerado que la consulta no se debía hacer. Aparte de estimarla arbitraria, los servicios jurídicos que asesoran al Ayuntamiento valoran que hay "serias dudas de que las expropiaciones fueran legales". "Eso lo debe valorar un jurado", expresó la concejala. El plan de ERC es dejar en manos de los barceloneses si se deben parar los tres proyectos turísticos de la ciudad. Pero Sanz advirtió que "está en juego un valor patrimonial por encima de los 100 millones de euros (entre los tres) que, si lo expropiamos, supondría un gasto público". 

Pese a ello, Sanz quiso remarcar que su equipo y ERC simpatizan ampliamente con las propuestas aportadas por  Bosch y su equipo, grupo municipal al que consideró de "máximo soporte" en el texto definitivo. "Estamos dispuestos a analizar caso por caso, pero no a plantear consultas", insistió la concejala. El caso de hotel Drassanes, por ejemplo, recordó que ya se solicitó a la Generalitat que protegiera el entorno para incorporar la perspectiva patrimonial en el desarrollo de la licencia.

También, quiso manifestar que el Plan para alojamientos turísticos deberá diferenciarse por barrios. Para ello, están manteniendo reuniones con diferentes entidades y asociaciones por distritos y debatir el proyecto.

Publicidad

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail