Información sobre vivienda y economía

La Operación Chamartín y la reforma de las Cocheras de Cuatro Caminos, muy cerca (por fin) de ser realidad

Autor: Redacción

El nuevo Gobierno municipal de Madrid está metiendo quinta en el terreno urbanístico. Tal y como había prometido durante la campaña electoral, el equipo liderado por José Luis Martínez-Almeida quiere desatascar los desarrollos que están pendientes de aprobación en la ciudad.

Según ha anunciado el propio Ayuntamiento, llegarán al Pleno que se celebrará el próximo 29 de julio el proyecto de las Cocheras de Cuatro Caminos y la Operación Chamartín. Resumimos en qué consiste cada proyecto, cuáles son los siguientes trámites administrativos y qué novedades llegan desde el Consistorio:

Madrid Nuevo Norte (antigua Operación Chamartín)

Así quedará la zona norte de Madrid / Distrito Castellana Norte
Así quedará la zona norte de Madrid / Distrito Castellana Norte

Se trata del desarrollo urbanístico más importante de España de las últimas décadas. La Operación Chamartín, rebautizada como Madrid Nuevo Norte, lleva paralizado 26 años. A pesar de que el anterior equipo de Gobierno, liderado por Manuela Carmena, avanzó en los trámites, no tuvo tiempo de aprobar de forma definitiva el proyecto. Será en las próximas semanas, con el PP al frente del Consistorio, cuando llegue el respaldo administrativo definitivo. Se prevé que salga adelante con el apoyo de Ciudadanos y Más Madrid. 

A pesar de que durante el mandato de Carmena hubo cambios en el proyecto planteado inicialmente (se redujo la edificabilidad, aumentó la superficie disponible para VPO y zonas verdes...), el alcalde José Luis Martínez-Almeida quiere aprobar cuanto antes este desarrollo del norte de la capital, tal y como adelantó a idealista/news en una entrevista.

¿Y cuáles son las novedades? Ya ha conseguido el repaldo de la Comisión Permanente Ordinaria de Desarrollo Urbano y el Pleno del próximo 29 de julio debatirá la aprobación provisional de la Modificación del Plan General de Madrid para el proyecto. Después, dicha modificación debe conseguir el visto bueno de la Comunidad de Madrid, a quien le corresponde la competencia de modificar el Plan General vigente. Si no hay cambios de última hora, el inicio de las obras de urbanización empezará a finales de 2020, mientras que la totalidad de la urbanización podría estar acabada en 2028.

"Su aprobación representa un paso trascendente para dar solución a esta barrera urbana originada por la infraestructura ferroviaria de Chamartín que separa diferentes zonas del norte de la ciudad, colaborando en proporcionar equilibrio territorial entre los barrios situados en ambas márgenes", explica el Ayuntamiento, que añade que el desarrollo "proporcionará una localización adecuada para un nuevo centro de empleo, oportunidades y actividad económica; y estas se localizan junto a la nueva estación de Chamartín, por lo que su vinculación a la red de transporte público facilitará que su uso como parte de la ciudad sea más eficiente ambientalmente y en el tiempo de desplazamiento para las personas".

Recordemos que este proyecto suma una superficie de más de 3 millones de m2, situándose entre los alrededores de la Plaza de Castilla hasta las inmediaciones del monte de El Pardo. Su desarrollo supondrá un gasto público de más de 2.400 millones de euros, aunque los ingresos estimados superan los 3.700 millones. Además, generará unos 94.000 empleos (directos e indirectos) y requerirá una inversión total (incluyendo la privada) de más de 7.300 millones. Dos terceras partes del desarrollo están vinculadas a las actividades económicas, mientras que el resto está destinado a vivienda. Se prevé la construcción de hasta 10.500 casas, de las que una cuarta parte tendrán algún grado de protección pública. 

Cocheras de Cuatro Caminos

Así será el nuevo proyecto / Grupo Ibosa
Así será el nuevo proyecto / Grupo Ibosa
El Ayuntamiento ha aprobado el Plan Parcial de Reforma Interior, que lleva atascado desde febrero de 2017, a la espera de que se lleven a cabo los próximos trámites administrativos. Y es que esta propuesta se presentará en el Pleno del próximo 29 de julio, después de que sea aprobado por la Comisión Permanente Ordinaria de Desarrollo Urbano. Una vez que el Pleno dé luz verde, se podrán realizar los trabajos de urbanización de los terrenos y su conversión en solares para poder construir los equipamientos, zonas verdes y edificios objeto de la propuesta, conforme al Plan General de Ordenación de la ciudad. 

Recordemos que este proyecto se encuentra en una manzana delimitada por la avenida Reina Victoria, calle Bravo Murillo, callejón de Esquilache, calle Ramiro II y calle Marqués de Lema, en el distrito de Chamberí, con una superficie de casi 38.000 m2.

El proyecto contempla el desarrollo de una torre de 400 viviendas, un edificio terciario y una parcela dotacional pública de unos 7.000 m2. La edificabilidad máxima para viviendas de protección ronda los 5.850 m2, repartidos en una parcela de casi 1.200 m2. El avance administrativo es un respiro para las 443 familias que forman parte de la cooperativa de viviendas Residencial Metropolitana, que lleva esperando el visto bueno desde diciembre de 2015. El Grupo Ibosa será el encargado de levantar las casas

"Su aprobación por el Pleno permitirá el comienzo de los trabajos para la transformación del ámbito, la cesión al ayuntamiento de los suelos que le corresponden y la construcción de la zona verde, situada sobre las instalaciones de Metro, que ocupan 14.515m2 y que se quedarán en el subsuelo. De esta manera se suprimirá la barrera física y funcional que actualmente representa para el barrio la existencia de la instalación ferroviaria en superficie, y se conseguirá integrar este ámbito en el conjunto de la ciudad circundante. Por tanto, una vez desarrollado el ámbito, la superficie de titularidad pública pasará del porcentaje actual, el 9,4% del suelo del ámbito, a representar el 79,4% de la superficie", explica el Gobierno local.