Información sobre vivienda y economía

El desvío de la M-30 por el derribo del Calderón no llegará hasta noviembre

La idea inicial era tener todo listo para mediados de octubre

Obras de derribo del ya desaparecido Estadio Vicente Calderón / Gtres
Obras de derribo del ya desaparecido Estadio Vicente Calderón / Gtres

Prórroga para los coches que circulan cada día por Madrid. El desvío que del tráfico de la M-30 a su paso por el Vicente Calderón no tendrá lugar hasta el mes de noviembre, según ha podido saber idealista/news. Una tregua para los conductores, porque en realidad el plan inicial contemplaba realizar esta operación a mediados del mes de octubre.

El pasado mes de abril, el Ayuntamiento de Madrid aprobaba el proyecto de reparcelación para edificar vivienda en los terrenos de la antigua fábrica cervecera de Mahou y en la parcela del estadio Vicente Calderón. Este hecho representó el último trámite administrativo que permitía iniciar la edificación y otorgar licencias de obras. Desde ese entonces el consistorio comenzó a trazar el plan para derribar el feudo colchonero y urbanizar la zona. Un proyecto dividido en varias fases y con la prohibición de usar explosivos por la proximidad con zonas residenciales y con la M-30.

Superados los puntos que hacían referencia a la retirada de elementos deportivos y la demolición del interior del estadio, ahora las obras se centran en el derribo del exterior del Vicente Calderón. Estos trabajos comenzaron en el mes de septiembre en las fachadas del Paseo de los Melancólicos, Duque de Tovar y San Epifanio, siendo la grada paralela al río Manzanares la última en ser demolida. La razón es que esta última grada es la que está sobre la M-30. Esta fase será la última y constará de cuatro meses para hacerse desde que se complete el desvío de la M-30.

Cerca de este último punto es donde se encuentran en estos momentos la obra. Las previsiones hablaban de mediados de octubre como fecha para realizar el trazado alternativo de la radial, pero lo cierto es que este hecho no se producirá hasta finales de este mes. En este sentido, el consistorio madrileño confirma a idealista/news que el funcionamiento del desvío será en el mes de noviembre, aunque no pueden fijar una fecha exacta.

La prioridad ante todo es la protección y seguridad de toda la zona. Para ello, se han dispuesto de dos meses, antes de la demolición del exterior del estadio, en la que se aísla el perímetro y se da paso al desvío de la M-30. El fin es no interrumpir el tráfico manteniendo las condiciones del mismo lo más parecidas posibles a las que eran antes del comienzo del proyecto.

El desvío transcurre por dentro del propio estadio, es decir, el tráfico circulará literalmente donde antes se hallaba el césped del Atlético de Madrid Esta construcción consta de cinco carriles, los mismos que tiene la M-30 en condiciones normales, con protecciones a ambos lados de la carretera para evitar posibles accidentes. Para el acceso a la maquinaria dedicada al proyecto se ha habilitado un paso inferior a través del cual poder acceder al complejo.

En cuanto al itinerario de los camiones, se está haciendo a través de las calles que menos molestan, reduciendo el impacto del paso de los mismos cuando tengan que cargar y descargar material para las obras. Además, una vez que salen del estadio se les lavan las ruedas para evitar la contaminación y el polvo que estos puedan acarrear al exterior de la demolición.

Estas pequeñas modificaciones pueden trastocar también los planes iniciales para la conclusión de esta obra. Aunque el Ayuntamiento de Madrid no descarta finalizar en febrero, plazo estipulado en las primeras previsiones. De todos modos, desde la administración pública avisan de que es posible que todo se pueda retrasar hasta comienzos de marzo del 2020. De momento, los coches pueden disfrutar todavía del trazado original de la M-30, antes de comprobar cómo funciona el desvío alternativo planificado para el mes de noviembre.

Adiós al plan inicial de Manuela Carmena

Otro tema es el cómo va a solucionar el nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, la manera de cubrir este polémico pedazo de la carretera radial madrileña. En un principio, los 'populares' habían aceptado el proyecto del anterior equipo de gobierno de Mauela Carmena, pero hace menos de una semana el delegado del área de urbanismo, Mariano Fuentes, desvelaba en una entrevista con EFE la posibilidad de modificar estos planes. 

"Tal y como está a día de hoy no se va a quedar", subarayó el concejal de Ciudadanos, que dice no poder anticipar el resultado de un trabajo técnico que se está realizando a día de hoy.