Información sobre vivienda y economía

TECLA, el proyecto de impresión 3D que llegará en 2020 y quiere revolucionar los métodos de construcción

El primer prototipo se está desarrollando en Bolonia (Italia) y estará listo el año que viene

Wasp|Mario Cucinella Architects
Wasp|Mario Cucinella Architects
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

Que la tecnología avanza es algo evidente. Y que esos avances repercuten, prácticamente, en todos los ámbitos de nuestra vida, también. En idealista/news hemos hablado en muchas ocasiones de nuevas formas de construir, novedosos materiales e ingeniosas ideas, todas ellas aplicadas al mundo del diseño, la arquitectura o el urbanismo. Algo que queda claro con ello es que los avances avanzan (valga la redundancia) casi sin freno.

En los últimos tiempos, la tecnología de impresión 3D es una de las que más llama la atención. No solo por la originalidad que posee, sino porque su consolidación puede suponer un antes y un después en la fabricación de muchos productos.

La principal característica de esta forma de producción es que es un método diametralmente opuesto a la fabricación sustractiva, que consiste en cortar o ahuecar una pieza de metal o plástico. Entre sus ventajas, destaca porque permite producir formas complejas utilizando menos material que los métodos de fabricación tradicionales. Esto puede tener diferentes consecuencias para nuestra vida. Dos de ellas son una reducción de los costes y, por tanto, una bajada de precios; así como una mejora en relación con la gestión de los recursos. Ambos, sin duda, muy positivos para todos.

Los italianos del estudio de arquitectura Mario Cucinella y la compañía WASP, especialista en impresión 3D, han comenzado a colaborar para realizar su aportación a la aplicación de esta técnica en el mundo de la arquitectura. El proyecto en el que se han embarcado recibe el nombre de TECLA. Por el momento, consiste en un prototipo que se está construyendo en Bolonia (Italia).

Se compone de dos cúpulas que se compenetran entre sí y albergan un área de espacio abierto y un espacio de dormitorio equipado con un pequeño inodoro. En el exterior, un pequeño lago recoge aguas residuales y pluviales para reutilizarlas en el jardín, mientras que otra celda, con paneles solares y térmicos, proporciona energía limpia al edificio, lo que lo convierte en un hogar completamente desconectado.

La puesta en marcha de este proyecto responde a una preocupación social real, ya que en los últimos tiempos esa zona ha sufrido un aumento exponencial de la población que se ha sumado a una escasa oferta de alojamiento asequible. Creado con materiales reciclables y totalmente reutilizables tomados del terreno local, sus creadores esperan que TECLA signifique "un cambio radical en el movimiento hacia la vivienda ecológica".

La arcilla es la materia prima que se utiliza para la construcción de TECLA. De hecho, según afirman sus creadores, será la primera casa en ser completamente impresa en 3D con arcilla de origen local, un material biodegradable y reciclable que efectivamente hará que el edificio sea ‘residuo cero’. El nombre no ha sido escogido al azar, sino que TECLA de una ciudad imaginaria creada por el escritor Italo Calvino. Esto es toda una declaración de principios: con este nuevo tipo de vivienda se pretende pasar de una ciudad imaginaria a una real.

Este modelo de casa está diseñado para adaptarse a múltiples entornos. “TECLA se concibe como una célula básica, cuya forma y características físicas pueden cambiar de acuerdo con el clima y el contexto local, que se pueden agregar de forma variable para adaptarse mejor a las diferentes ubicaciones”, afirma Cucinella. De hecho, se quiere facilitar la autoconstrucción con un kit que incluirá todo lo necesario para que cada persona, familia o empresa pueda desarrollar su proyecto sin mayores problemas. De esta forma se espera limitar los desechos industriales y ofrecer un modelo sostenible que pueda, además, ayudar a impulsar las economías nacionales y locales, mejorando así el bienestar de las comunidades. Además, utilizado en el contexto de un plan maestro más amplio, TECLA tiene el potencial de convertirse en la base de nuevas ciudades ecológicas y autónomas.

El diseño fue desarrollado utilizando la investigación realizada por la SOS - School of Sustainability, una institución fundada por el arquitecto Mario Cucinella. La investigación, realizada con el apoyo de estudiantes de la Asociación de Arquitectura de Londres, exploró la causa y los efectos de la falta de vivienda, en base a estudios de casos en lugares con diferentes climas. El resultado ha sido la base sobre la que se sustentará el proyecto TECLA, una envoltura altamente flexible, diseñada para ser resistente a cualquier clima y energéticamente eficiente en formas que los modelos de vivienda tradicionales no lo son. TECLA comenzó a imprimir en septiembre de 2019, y se espera que se complete a principios de 2020.