Información sobre vivienda y economía

Santander baraja recomprar Altamira al fondo Apollo

Autor: Redacción

El banco dirigido por Ana Botín estaría dispuesto a recomprar el 85% de la inmobiliaria Altamira al fondo estadounidense Apollo, solo dos años y medio después de venderlo por 664 millones de euros. Santander espera mejorar sus márgenes con la recuperación del sector y crear una firma global para ofrecer servicios en varios países.

Nunca es tarde para volver sobre los pasos realizados. O eso es lo que se está planteando Santander sobre su antigua plataforma inmobiliaria, Altamira. La entidad liderada por Ana Patricia Botín estudia la recompra de la inmobiliaria al fondo Apollo, solo dos años y medio después de venderla por 664 millones de euros, lo que generó una plusvalía bruta de 550 millones de euros para el banco.

¿Y por qué ahora se cambió de planes? Pues según fuentes financieras consultadas por Expansión, el objetivo del Santander es crear un área de gestión de activos morosos a nivel global, que aúne a España, Brasil, donde se espera una escalada de la mora, y otros países; mejorar los márgenes y aprovecharse de la mejora financiera que ha sufrido Altamira.

Desde que Apollo se hizo con los mandos de Altamira se han adjudicado uno de los cuatro grandes contratos de gestión de los activos de Sareb. En concreto, se quedó con 44.000 inmuebles valorados en 14.000 millones de euros después de desembolsar 174 millones de euros en concepto de fianza.

Según sus últimos resultados anuales, Altamira Asset Management Holdings, que controla el 85% de Altamira, ganó 25, 2 millones de euros el año pasado, un 11% menos que en 2014. Una caída que justificaron con los gastos de la migración de la cartera de activos de Sareb.

La venta de las plataformas inmobiliarias de los bancos a fonos de inversión se hizo el pan de cada día entre 2012 y 2014, cuando peor se encontraba el sector inmobiliario. Banco Popular, CaixaBank, Bankia, Catalunya Banc, BMN, Cajamar, Kutxabank vendieron sus inmobiliarias ante la imposibilidad de vender los activos relacionados con el inmobiliario. El sector financiero llegó a ganar 2.500 millones de euros a través de estas operaciones.