Información sobre vivienda y economía

La gestora inmobiliaria de Santander recibe más de 330 millones de capital para empezar a rodar

Autor: Redacción

Landmark, el gigante inmobiliario que ha creado Santander para dar salida a sus activos tóxicos, da un paso más en su andadura.

Tras nombrar a su equipo directivo y recibir suelos por parte del banco, su único accionista, por un valor bruto contable de más de 4.000 millones de euros, la gestora ha recibido una inyección vía ampliación de capital por un importe de 335 millones de euros para empezar a operar. Los planes de la firma pasan por conseguir las licencias de los terrenos pendientes de edificar para poder incrementar su valor y venderlos posteriormente.

Landmark nació a principios de año, aunque no fue hasta noviembre cuando la entidad presidida por Ana Patricia Botín le traspasó los terrenos y nombró a los gestores de la sociedad.  

En concreto, José Córdoba ha dejado su puesto de director de promoción de Acciona Inmobiliaria para convertirse en director de desarrollo de Landmark, mientras que Pedro Rodríguez-Agudín pasará a ser el director de negocio de la gestora, tras estar tres años como director de negocio inmobiliario de la promotora Aelca. Ambos estarán bajo el mando de Alberto Quemada, consejero delegado de la sociedad; Pedro Pablo Arechabaleta, que en su día estuvo en Banesto y Urbis y es presidente no ejecutivo; y Javier García-Carranza, que es director general adjunto de Santander.

Se estima que apenas un tercio de los terrenos de Landmark tienen licencia para construir, mientras que el resto está pendiente de conseguir los permisos urbanísticos correspondientes. Para ello, el mayor grupo financiero de España podría dar entrada en Landmark a algún socio o bien, crear una 'joint venture' con algún peso pesado del sector, como Quasar, la sociedad que creó junto con Blackstone para aglutinar el ladrillo tóxico que heredó tras adquirir Banco Popular.