Información sobre vivienda y economía

Santander engorda su gestora de suelo y pone al frente a dos primeros espadas del sector

Ana Botín, presidenta de Grupo Santander / Gtres
Ana Botín, presidenta de Grupo Santander / Gtres
Autor: Redacción

Santander ya tiene preparada su nueva gestora inmobiliaria. Landmark Iberia ya ha recibido el trasvase de 4.000 suelos que estaban en manos de la entidad y que procedían principalmente de Popular.

Estos terrenos corresponden a 12.000 fincas, son muy diversos (hay rústicos, finalistas...) y un valor bruto contable de unos 4.500 millones de euros, lo que convierte a la gestora en uno de los mayores propietarios de suelo del país. 

Con este traspaso de activos, Santander da un paso más en su estrategia de dar salida al ladrillo tóxico y ha aprovechado el movimiento para fichar a algunos pesos pesados del sector que proceden de Acciona y Aelca. 

En concreto, José Córdoba ha dejado su puesto de director de promoción de Acciona Inmobiliaria para convertirse en director de desarrollo de Landmark, mientras que Pedro Rodríguez-Agudín pasará a ser el director de negocio de la gestora, tras estar tres años como director de negocio inmobiliario de la promotora Aelca. Ambos estarán bajo el mando de Alberto Quemada, consejero delegado de la sociedad; Pedro Pablo Arechabaleta, que en su día estuvo en Banesto y Urbis y es presidente no ejecutivo; y Javier García-Carranza, que es director general adjunto de Santander.

Y no serán los últimos fichajes que lleve a cabo. De hecho, podrían incorporarse hasta medio centenar de ejecutivos de referencia dentro del sector. 

Los planes de Landmark pasan por acelerar los trámites urbanísticos para convertirlos en urbanizables e ncrementar el valor de los suelos. Incluso no se descarta que Santander busque un socio o incluso un nuevo dueño para la sociedad, lo que permitiría al banco sacar todos esos activos tóxicos de su balance.