Información sobre vivienda y economía

Un 70% de inmobiliarias han acelerado su digitalización para adaptarse a la nueva normalidad

La pandemia ha obligado al sector inmobiliario a actualizarse a marchas forzadas

La digitalización inmobiliaria de la nueva normalidad
La digitalización inmobiliaria de la nueva normalidad
Autor: Redacción

La pandemia ha obligado al sector inmobiliario a actualizarse a marchas forzadas. Según un informe elaborado por Salesforce, siete de cada diez empresas han acelerado el proceso de digitalización para adaptarse a la nueva normalidad provocada por el coronavirus. El sector inmobiliario no es ajeno a esta realidad, y según Antxon Areizaga, director general de Areizaga Inmobiliaria, en pocos meses se ha apreciado un cambio de hábitos y un incremento en el uso de herramientas digitales para la búsqueda de inmuebles online o realizar visitas virtuales.

A pesar de que muchas de estas herramientas ya estaban disponibles en el sector, esta nueva normalidad ha acelerado en pocos meses aquellos cambios destinados a producirse de forma gradual, provocando que tanto las empresas como clientes se hayan abocado a digitalizarse para adaptarse a las nuevas dinámicas generadas por los colaterales del covid-19.

Como consecuencia de la pandemia, las agencias inmobiliarias y los clientes aprovechan más las herramientas digitales que ya estaban a su disposición. Desde que se decretó el estado de alarma en marzo, por ejemplo, ha aumentado un 32% el número de usuarios web con respecto al mismo periodo del año pasado y también han incrementado un 43% las solicitudes de información de inmuebles recibidas a través de email, Whatsapp y web.

Durante la nueva normalidad incrementaron las visitas a inmuebles a través de videollamadas para que los clientes pudieran conocer una vivienda o local de forma remota, así como la utilización de servicios y tecnologías como los planos 3D.

La digitalización de las fichas de los inmuebles es otro servicio valorado por los clientes porque pueden descargar fotografías del inmueble hechas por profesionales y drones para analizar mejor las características de la vivienda o local y su ubicación. De hecho, en esta nueva normalidad la descarga de fichas digitales ha incrementado un 28%.

Por último, en lo relativo a operaciones de inversión y arrendamiento de activos comerciales, un segmento más profesionalizado y que no se apoya tanto en el día a día en visitas presenciales, se ha mantenido la actividad habitual desde el móvil, email y videollamadas, pero desde hace unos meses se han consolidado herramientas como los códigos QR en locales comerciales, los cuales permiten a los clientes realizar visitas virtuales en 3D y descargar más información sobre el inmueble sin necesidad de concertar una visita previa.

Tendencias del nuevo cliente online

El retrato robot del cliente de vivienda online en la nueva normalidad es el de una mujer, de 35 años, que accede a la web a través de su smartphone y está interesada en adquirir una vivienda con tres dormitorios.

Si nos fijamos en el tipo de vivienda demandada, durante el confinamiento se duplicaron las solicitudes de información de pisos y casas con jardín o terraza, una tendencia que probablemente se asiente a raíz de las nuevas dinámicas sociales provocadas por la Covid-19.

La mayoría de los clientes seguirán priorizando las visitas físicas por esa necesidad tan humana de palpar algo tan importante como su futura casa o conocer mejor su eventual inversión inmobiliaria, pero, en definitiva, la pandemia ha agilizado la digitalización de muchos sectores, incluido el inmobiliario, y ha supuesto un cambio de hábitos en los clientes online.