Información sobre vivienda y economía

ASVAL suma 3.000 asociados en su primer año y quiere alcanzar 10.000 a medio plazo

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

La Asociación de Propietarios de Vivienda en Alquiler (ASVAL), que fue creada en marzo de 2020 con el objetivo de defender los derechos de los propietarios e impulsar el mercado del alquiler en España, cuenta ya con 3.000 asociados, entre particulares y empresas de referencia en el sector.

El 95% de los miembros actuales de la asociación liderada por Joan Clos y Beatriz Toribio son personas físicas, mientras que entre los profesionales que forman parte de los asociados hay promotoras, socimis, gestoras de viviendas y portales inmobiliarios. Por ejemplo, idealista, la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE), Testa, Albirana, Aedas, Neinor, Iante, Tectum, Servihabitat, Promur, Q Living y La llave de Oro, así como Elix Vintage, Global Pielago o Nuprosa. Así, ASVAL representa a propietarios que suman más de 45.000 viviendas.

El objetivo de la asociación es triplicar su número actual de miembros en los próximos años hasta conseguir 10.000, para lo que está trabajando en firmar acuerdos con entidades y asociaciones que ofrezcan valor añadido a sus asociados y le permitan seguir creciendo como institución referente en el mercado del alquiler.

"Buscamos agrupar a todos los actores del sector de la vivienda en alquiler. A pesar de ser fundada en mitad de la pandemia, somos ya el referente del sector con una importante representación de particulares y con los principales propietarios profesionales. Entre todos trabajamos en aportar soluciones al problema de fondo, la falta de oferta de vivienda en alquiler. Estamos comprometidos con dotar al mercado del alquiler de una mayor seguridad jurídica, transparencia y consenso para para acometer las reformas que necesita para su desarrollo y profesionalización”, explica Joan Clos, presidente de ASVAL.

Desde que llegó al mercado, las principipales reivindicaciones de la asociación se han centrado en insistir en la necesidad de crear más vivienda asequible en España, de conceder ayudas públicas para los inquilino vulnerables que tengan problemas para pagar el alquiler y en la defensa de los intereses de los propietarios y de la seguridad jurídica. 

La medida más destacada entre las planteadas por la asociación es de crear un fondo de ayudas públicas directas de 700 millones de euros, con el objetivo de ayudar a los colectivos vulnerables a hacer frente a sus alquileres y que su esfuerzo no supere el 30% de sus ingresos. "Así se lograría hacer frente a la emergencia social que viven muchos inquilinos debido a la crisis económica generada por la pandemia y, a la vez, apoyar a miles de propietarios que han visto cómo los impagos se han triplicado, pasando del 5% al 15%, desde que estalló el covid-19", según señala la propia asociación.

A largo plazo, ASVAL promueve la creación de un parque de vivienda de alquiler asequible que permita acabar con la escasez de oferta, sobre todo de alquiler social, que apenas representa el 2,5%. En cambio, en países como Francia, Reino Unido o Dinamarca supone entre el 15% y el 30%.

Los responsables de la asociación han mantenido continuas interacciones con los organismos institucionales y los responsables políticos para promover varias iniciativas en favor de un marco normativo más estable, defendiendo los derechos e intereses de los arrendadores.

“Nuestro trabajo está enfocado a la defensa de los derechos e intereses de los propietarios de viviendas en alquiler, pero también al desarrollo de este mercado en España. Necesitamos un mercado del alquiler con mayor oferta, más profesionalizado, modernizado y transparente para dar respuesta al incremento de demanda que experimentaremos tras la crisis sanitaria Desde ASVAL trabajamos para que el mercado satisfaga esa demanda, y para que alcancemos los estándares de calidad y desarrollo de los países de la Unión Europea”, concluye Beatriz Toribio, directora general de la asociación.