Información sobre vivienda y economía

De búnker a ‘chiringuito’ de playa, vivienda, almacén o casa del perro

Autor: Redacción

Albania es el país de los búnkers. Se calcula que durante los más de 40 años que duró el régimen del dictador comunista Enver Hoxha (1941-1985) se construyeron unos 750.000 búnkeres, uno por cada cuatro habitantes. Hoxha estaba convencido de que su país se enfrentaba a una inminente invasión tanto de parte de los Aliados como de la URSS y sembró las calles, campos, montañas e incluso playas del país con pequeños refugios de hormigón y acero que permitirían que su pueblo sobreviviese a bombardeos masivos.

Tres décadas después de la muerte del dictador, la mayoría de estos búnkers se caen a pedazos, como ha retratado el fotógrafo David Galjaard en su serie ‘Concresco’. Algunos han sido desmantelados para vender el acero a cambio de unos pocos dólares. Otros, los localizados en las playas, sirven de improvisados ‘chiringuitos’.

Los situados en empresas se usan como almacén y lo habitual es que los que se encuentran en domicilios acaben convirtiéndose en el baño o, si son lo suficientemente grandes, en vivienda. También es común que el perro de la casa acabe viviendo en uno de estos refugios.