Información sobre vivienda y economía

Una magnífica vivienda construida en cedro para disfrutar a lo grande de la playa californiana

Alec Petros Studio
Alec Petros Studio
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

Si hay una imagen que a muchos nos viene a la cabeza al escuchar la palabra California, esta es, sin duda, la de unas fantásticas playas, con gente disfrutando del mar, surfeando o patinando por los extensos paseos marítimos. Junto a este paisaje, existen otros igualmente sugerentes y atractivos, que, aunque más tranquilos, no podemos dejar de valorar. Uno de ellos lo encontramos en Solana Beach.

Esta zona se ubica en la región costera del norte del condado de San Diego. Se caracteriza por ofrecer a los visitantes unos espectaculares acantilados que flanquean el área de la playa de arena, y conforman un lugar idílico para dar un paseo y explorar las cuevas excavadas en los acantilados por el fuerte oleaje. Sus playas son menos accesibles, es cierto, pero es precisamente esto lo que lo convierte en un lugar especial, menos masificado y en el que las riquezas naturales todavía se pueden observar a simple vista.

Aquí es donde Alec Petros Studio diseñó para uno de sus clientes una fantástica vivienda construida en cedro, que ha recibido el nombre de Seaside Reef House.

El diseño se centró en la construcción de una casa que ofreciera privacidad a los vecinos y enmarcara las vistas del paisaje oceánico. Una particularidad es que los clientes, australianos, pidieron integrar en el diseño elementos características de su país, como espacios de vida interior y exterior y los amplios voladizos del techo. Algo que Petros ha logrado con notable éxito. Dado que los propietarios son de Australia, el estudio tuvo como objetivo integrar elementos de la arquitectura australiana en el diseño,

Cada uno de los volúmenes rectangulares que forman la residencia de dos pisos está revestido con listones de cedro colocados verticalmente y está cubierto con un techo plano que se proyecta más allá de las paredes. Para garantizar al máximo que se trata de una vivienda sostenible, se optó por utilizar madera certificada por el Forest Stewardship Council.

Las tablas delgadas se unen mediante un sistema de litera horizontal que permite un espacio de aire entre el revestimiento de madera y la impermeabilización. Este sistema reduce el uso de energía de la casa ya que la luz solar que llega al cedro no se transfiere al interior. Además de su estructura pasiva y durabilidad, el material de construcción también resistirá con el tiempo, un detalle que el estudio adopta.

Aleros de dos metros de largo se extienden sobre el borde de la estructura para proteger la entrada y la cubierta envolvente en el nivel superior y la parte trasera de la casa con vista a la piscina.

Las enormes puertas empotradas en las elevaciones sur y oeste abren los espacios de vida interiores a la cubierta exterior. La colocación de las aberturas está orientada hacia las vistas del océano y permite que la ventilación cruzada y el aire de enfriamiento ingresen a los interiores. Las grandes ventanas a través de las caras de la casa tienen montantes mínimos o nulos y tienen marcos negros para combinar con las puertas y los paneles de la fascia.

En el interior, la cocina y el comedor tienen paredes blancas y pisos de madera. Dos mostradores de isla larga en la cocina proporcionan un amplio espacio para preparar comida y reunirse con los invitados mientras se toma algo. Los bolsillos deslizantes abren el área de la cocina y la sala de estar a la cubierta envolvente. Los escalones de concreto se extienden desde la casa hasta el patio que rodea la piscina rectangular. Una puerta de vidrio translúcido conduce desde el área de la cubierta a un pequeño baño con ducha.