Información sobre vivienda y economía

La caída de precios de los activos inmobiliarios por el covid-19, un peligro para la banca alemana

La agencia Moody's alerta del riesgo de la caída de la valoración de los inmuebles que actúan como garantías de los préstamos

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Los bancos alemanes están siguiendo muy cerca la evolución del sector inmobiliario. Y es que el sector financiero de la locomotora europea está entre los más expuestos al ladrillo.

El año pasado, el volumen total de préstamos al sector en la Unión Europea se situó alrededor de 1,6 billones de euros y los bancos alemanes representaron el 27% del total. Es decir, financiaron más de una cuarta parte del total. Con estas cifras sobre la mesa, la agencia de calificación crediticia Moody’s alerta en un informe de los “riesgos significativos” a los que se enfrenta el sector financiero germano ante los problemas del ‘real estate’, sobre todo las entidades especializadas en financiar operaciones inmobiliarias.

Según la firma estadounidense, existe una estrecha conexión entre el sector inmobiliario, la banca y la economía, ya que todos se ven afectados por el ciclo.

Y en un momento en el que se prevé una caída generalizada de los precios de los activos por la crisis del covid-19, sumada a los previsibles aumentos de los impagos y a las moratorias que ha puesto en marcha el sector para aliviar la presión sobre sus inquilinos, Moody’s recuerda que está sobre la mesa la pérdida de valor de los activos que actúan como garantías de los préstamos, lo que conllevaría mayores provisiones y un descenso de los beneficios.

"Una caída en los precios de las propiedades en los subsectores más vulnerables afectará a las carteras de los bancos. Dependiendo de la duración de la crisis, esperamos que los aplazamientos de pago, los incumplimientos y la disminución de los valores de las garantías den como resultado un deterioro de la calidad de los activos, un aumento de los préstamos en mora y las necesidades de provisiones, así como una reducción de las ganancias", explica Christina Holthaus, analista de Moody's.

En su opinión, los sectores más vulnerables dentro del ‘real estate’ son los hoteles, las oficinas y aquellos locales minoristas que no estén vinculados a la alimentación.

En el caso de las oficinas, la agencia de rating prevé una caída de la demanda ante la creciente apuesta por el teletrabajo, mientras que el sector de viajes y ocio está sufriendo los efectos de las medidas de distanciamiento social y de restricciones turísticas para evitar rebrotes. En el caso de los locales comerciales, la firma prevé un aumento de las insolvencias y de cierres de tiendas. Y todo ello podría poner en riesgo el pago de los préstamos, con el consecuente impacto de las insolvencias en las cuentas de las entidades financieras.

Entre las entidades que concentran más préstamos al sector inmobiliario destacan Aareal Bank, Berlin Hy, Deutsche Hypothekenbank y Deutsche Pfandbriefbank. No obstante, Moody’s confía en que su perfil de solvencia y las medidas de apoyo que ha puesto en marcha el Gobierno liderado por Ángela Merkel para hacer frente al coronavirus logren mitigar los riesgos y suavizar el impacto en sus perfiles crediticios.