Información sobre vivienda y economía

Esta original vivienda situada en la costa australiana es ecológica y flexible

Wiesebrock Architecture
Wiesebrock Architecture
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

Hay lugares en los que vivir puede ser, para algunos, casi como cumplir un sueño. Esto es lo que ocurre con esta bonita casa prefabricada, llamada The Bellbrae, y diseñada por Wiesebrock Architecture. Podemos encontrarla en un lugar tranquilo entre Torquay y Anglesea, a lo largo de la escarpada costa de surf de Victoria, en Australia.

El diseño toma como referencia las formas de vida tradicionales del entorno rural, los elementos de las formas arquitectónicas agrícolas se combinan con un enfoque refinado y considerado.

Los propietarios de esta vivienda son unas personas jubiladas, por lo que el estudio se ha preocupado de que todos los detalles diseñados sirvan de manera eficiente a sus propietarios y se adapten a sus necesidades. “La casa expresa la necesidad de los propietarios de proporcionar espacio y separación para las pocas veces al año que visitan sus hijos”, apuntan desde el estudio.

El proyecto comenzó como una renovación y extensión de la casa existente, de la década de 1970, en una finca rural de 4 hectáreas, pero fue necesario modificar el objetivo inicial cuando se constató que la edificación original estaba afectada y no resultaba segura su rehabilitación. Ahora, la nueva casa ocupa la huella de la original, respondiendo a las limitaciones del sitio que se iban a conservar, incluidos los cobertizos de heno, el camino de entrada, la piscina y las cercas para caballos.

Además de su paradisíaco entorno, las características de la vivienda también son un factor fundamental. Su aspecto exterior destaca por las láminas de acero corrugado que revisten las fachadas, lo que le confiere al conjunto un toque muy peculiar y característico. “La robusta envoltura externa de acero galvanizado se suaviza internamente con la calidez de la madera, lo que proporcionará una vida de bajo mantenimiento”

La vivienda se organiza a partir de un par de pabellones separados por una gran cubierta.El pabellón más pequeño tiene capacidad para dos dormitorios a cada lado de un baño compartido y una pequeña cocina en la entrada. Funciona como un espacio para los niños y nietos visitantes y también se puede utilizar como un retiro de escritores cuando los niños no están allí.

La ubicación de este segundo pabellón oculta los tanques de agua y los cobertizos del pabellón principal y la cubierta. La terraza es el principal punto de entrada informal y enmarca las vistas del valle y la granja y es un escenario para la vida al aire libre y el entretenimiento durante todo el año.

Para el desarrollo del proyecto, se adoptó un enfoque de "triple resultado”: debía evitar un excesivo coste, tanto de construcción como de mantenimiento futuro; ser adaptable a un número variable de ocupantes, desde dos personas hasta cantidades mucho más altas, y ser capaz de responder a criterios de sostenibilidad y reducción del impacto. Con esto en mente, todas las iniciativas hacia la sostenibilidad ambiental se sumaron a la viabilidad financiera a largo plazo de la nueva casa.

Para hacer posible el logro de los objetivos marcados, el estudio apostó por utilizar estructuras de madera en todos los componentes del conjunto. Se utiliza estructura de También se preocuparon de los vanos, de modo que se limitó su tamaño para reducir el uso de acero, y garantizar el aislamiento y la eficiencia energética. Visto el resultado, parece que los tres se han cumplido con creces.