Información sobre vivienda y economía

Merlin comienza a reformar los edificios procedentes de Testa

Autor: Redacción

Merlin Properties está decidida a sacar rentabilidad a los activos procedentes de la compra de la inmobiliaria Testa.  La socimi prepara un plan de rehabilitación de los inmuebles, la mayoría oficinas, para renovarlas y mejorar su eficiencia energética para lo que invertirá unos 100 millones de euros en los próximos cinco años.

Tal y como adelantó el presidente y consejero delegado de Merlin Properties, Ismael Clemente, durante una mesa redonda hace una semana “vamos a invertir en renovación, actualización y rehabilitación de nuestros activos para maximizar la certificación energética de los edificios.

La mayoría de estos activos son edificios de oficinas en los que invertirá cerca de 100 millones de euros en los próximos cinco años. "Esto incrementará la liquidez de nuestros activos", concretó Clemente. Merlin tratará de aumentar los alquileres de estos inmuebles tras las correspondientes reformas.

Entre todos los activos cabe destacar la actual sede de Sacyr, en el número 83 del Paseo de la Castellana, cerca de la Torre del BBVA. La constructora, hasta ahora dueña de Testa, tiene contrato de alquiler en el edificio hasta 2019.

Otro de los inmuebles en la cartera de Testa son el Complejo Princesa, en la Plaza de los Cubos de Madrid, o el Costa Brava en el barrio de Mirasierra y en la calle Juan Esplandiú junto a Torrespaña. También iniciará obras en los centros comerciales de Porto Pi en Palma de Mallorca y Larios en Málaga.

"Creo que para mantener el buen uso de la vivienda tienes que actuar como si lo fuera a vender. Hay que mantener la calidad", aseguró Clemente.

Entre los activos de Testa adquiridos por Merlin se encuentran edificios más modernos como Torre PwC, una de las cuatro torres al norte del Paseo de la Castellana o las sedes de Endesa, Uría y Menéndez, L’Oréal o Indra.

Merlin Properties está pagando en varias fases 1.793 millones de euros por la compra de Testa a Sacyr. Antes de junio de 2016, se completará el 100% de la compra. La socimi está decidida a hacerse cargo de los edificios de oficinas y centros comerciales, pero está dispuesto a desprenderse de la parte residencial y de hoteles, entre los que ya ha puesto a la venta un lote de 1.500 viviendas.