Información sobre vivienda y economía

La inmobiliaria de Cuatrecasas vende 2.500 m2 de oficinas en Barcelona

Emesa
Emesa
Autor: Redacción

Emesa continúa rotando su cartera de activos. El grupo inmobiliario propiedad de Emilio Cuatrecasas ha vendido unas oficinas de 2.500 m2 ubicadas en el número 17 de la Ronda de Sant Pere, en el centro de Barcelona, según publica Expansión. Esta operación se enmarca en el proceso de rotación de activos que la compañía inició a principios de año.

De este modo, Emesa se desprende de otro de los activos que había calificado de no estratégicos. Fuentes del mercado indican que el comprador es un pequeño inversor catalán que ya posee el local comercial del mismo inmueble, si bien el montante de la operación no se ha hecho público.

Esta es la tercera operación que cierra la firma de Cuatrecasas en lo que va de año, tras vender a Blackstone una nave logística de 32.000 metros cuadrados situada en Tarragona por unos 18 millones de euros y un edificio de oficinas en construcción a Comren Tramway en el 22@ barcelonés. 

Estrategia de Emesa

Esta decisión de rotar su cartera de activos se activó a finales del pasado año. La compañía, tras crear un consejo de administración para gobernar la compañía, decidió dar un giro en su mentalidad para invertir en el mercado inmobiliario, rebajando su parte patrimonial y apostando por una mayor rotación de activos.

El objetivo de este cambio es buscar rentabilidades más altas en sus negocios inmobiliarios. Además, la compañía, especializada en el mercado de oficinas de Barcelona, no descarta diversificar sus inversiones en otro tipo de activos ni su expansión a otras ciudades del país como Madrid y Valencia.

En 2017, Emesa desembolsó 38,5 millones de euros en la compra de terrenos para nuevos desarrollos en Barcelona. Sólo en el área de oficinas, la compañía incorporará 52.000 m2 de espacios de este segmento a la cartera de inmuebles que ya posee en la capital catalana. En este sentido, el año pasado, la corporación compró un edificio en el número 632 de la Avenida Diagonal.

Los próximos proyectos más relevantes de Emesa se ubican en Finestrelles y el Empordà, con una inversión aproximada en conjunto de 105 millones de euros. En la primera de estas zonas, la compañía desarrollará un importante proyecto de oficinas, mientras que la segunda, pondrá a punto el Empordà Golf Club, un complejo que adquirió a Habitat el pasado mayo por veinte millones de euros.

Al cambio de estrategia de Emesa se suma, también, el cambio en la dirección general de su pata inmobiliaria. Ferrán Forrellad, quien ocupaba el cargo de consejero delegado de Emesa Corporación Empresarial desde 2014 y ejercía como socio y administrador único de Emesa Real Estate, salió de la compañía a finales del pasado año.

Su cargo lo ocupa ahora Vanessa Llopart, consejera delegada de Emesa Capital desde el pasado marzo, y lidera el brazo inmobiliario de Emesa junto a Pedro Fontana, vicepresidente de la compañía.