Información sobre vivienda y economía

Así es la nueva sede de Swatch, una de las estructuras en madera más grandes del mundo

Swatch Group
Swatch Group
Autor: Vicent Selva (colaborador de idealista news)

Si hay algo que es ineludible y que nunca se puede detener, ese algo es el tiempo. Desde la antigüedad, el ser humano ha tratado de controlarlo y de manejarlo a su antojo. Unas intencione que, como bien sabemos, no eran fáciles de cumplir. Lo que sí hemos sido capaces de hacer es medirlo, gracias al uso de tecnologías, desde la aparición de los relojes de sol o los de arena, hasta el reloj atómico, que es considerado el más preciso del mundo.

Con el paso del tiempo, la relojería se ha acabado convirtiendo, además, en un arte. Y uno de los países donde más se ha perfeccionado es, sin duda, Suiza. El país helvético se ha convertido en un referente en este sector; de hecho, de allí provienen muchas de las mejores y más grandes marcas de relojes.

Una de ellas es Swatch, el mayor grupo relojero mundial, que tiene su sede en el noroeste del país, en concreto en Bien. Una sede que, además, se ha convertido en un nuevo referente arquitectónico. Diseñada por el estudio de arquitectura japonés de Shigeru Ban, la nueva sede de la compañía ha sido inaugurada tras cinco años de trabajos. Y el resultado es espectacular. Lo más característico es que el nuevo cuartel general de la marca de relojes está contenido dentro de una de las estructuras de madera más grandes del mund. Esta nueva estructura se ha construido junto a la 'Cité du Temps', un edificio que alberga un fantástico museo dedicado al tiempo.

La silueta curva del nuevo edificio se extiende sobre una longitud total de 240 metros  y un ancho de 35 metros. Una construcción de concha de rejilla de madera forma la estructura básica de la fachada de área grande, que, en su punto más alto, mide 27 metros. La fachada abovedada se eleva suavemente hacia la entrada antes de pasar a la "Cité du Temps". Durante la fase de planificación, Shigeru Ban y su equipo utilizaron tecnología 3D para ayudar a definir la forma exacta y el posicionamiento de las aproximadamente 4.600 vigas de la estructura de la rejilla de madera.

Como la carcasa sirve como una gran fachada de oficina, también tenía que cumplir varios requisitos técnicos. En consecuencia, se ha integrado discretamente una red compleja de cables. Mientras la estructura de madera todavía se estaba erigiendo, comenzó la instalación de alrededor de 2.800 elementos de concha de rejilla de madera de panal, que constituyen la mayor parte de la fachada. En esta fachada se pueden distinguir hasta tres tipos básicos de panal: elementos opacos, translúcidos y transparentes.

El interior posee una superficie de más de 25.000 m2 que se distribuyen en cinco pisos, que albergan todos los departamentos de Swatch International y Swatch Switzerland. El vestíbulo de entrada totalmente acristalado presenta dimensiones generosas, así como una sensación de transparencia, apertura y ligereza. Dos ascensores de vidrio llevan a los empleados y visitantes a los pisos superiores y al puente peatonal de vidrio en el tercer piso, que conecta el edificio de muestras con la 'Cité du Temps'.

La superficie de los cuatro pisos superiores disminuye sucesivamente de piso a piso, mientras que las galerías con balaustradas de vidrio ofrecen vistas de los niveles inferiores. Además de los lugares de trabajo regulares, se distribuyen varias áreas comunes en todo el edificio: una cafetería en la planta baja y pequeñas áreas de descanso a varios intervalos. Para los momentos en que la privacidad es necesaria, las 'cabinas separadas' pueden alojar hasta seis empleados para llamadas telefónicas o trabajos que requieren una concentración particular.

Desde el punto de vista de la sostenibilidad, el agua subterránea se utiliza para calentar y enfriar el edificio, mientras que la energía solar se aprovecha de los paneles fotovoltaicos.

Con este fantástico diseño, Swatch no solo se mantiene a la cabeza de la industria del reloj, sino que también lo hace en cuanto a innovación arquitectónica con materiales sostenibles. Un lugar que, sin duda, vale la pena visitar, junto con el museo del tiempo que se levanta a su lado.