Información sobre vivienda y economía

Aticco negocia una alianza con un grupo inmobiliario para desarrollar su negocio de coworking

Aticco Madrid
Aticco Madrid

Si el inmobiliario ha aprendido una lección de esta crisis, esa es que la flexibilidad laboral va a ser la reina en los próximos años. Una lección que los coworkings han sabido llevarse a su terreno y rentabilizar para poder continuar adelante. El grupo especializado en espacios de trabajo compartidos Aticco ya se ha puesto las pilas y está en plena negociación con un gigante inmobiliario español con el que firmará próximamente una ‘joint venture’ para desarrollar su negocio por toda España y en el mercado internacional, tal y como ha explicado Gabriel Espin a idealista/news.

“Mentiríamos si dijéramos que la crisis del covid-19 no nos ha afectado como a todos los sectores”, dice Espín. “Y esto es lo que nos ha llevado a dar un paso adelante con uno de los planes que teníamos en mente desde que empezamos a desarrollar Aticco hace un par de años: buscar un socio inmobiliario para crecer de una manera más acelerada”, explica.

La compañía busca acuerdos con empresas patrimoniales con la que abrir nuevos edificios de coworking en ciudades como Barcelona y Madrid y, en una segunda fase, Valencia y Bilbao. “La idea es que ellos pongan el ladrillo y nosotros nuestro know-how en el negocio del coworking”, sostiene uno de los fundadores de Aticco

Entre los planes más ambiciosos de la compañía está llevar este mismo modelo de negocio de las ‘joint-venture’ al mercado internacional. “Queremos que Aticco sea una marca reconocida en España, pero también en el mercado exterior, por ese motivo estamos barajando distintas fórmulas para abrir nuestros primeros coworkings más allá de nuestras fronteras”, explica. Entre las ciudades que se plantean, de momento, sólo están capitales europeas como Lisboa, París o Milán, “siempre de la mano de grupos inmobiliarios locales”.

El 2020 de Aticco en números

La compañía abrió su primer espacio de trabajo flexible en Madrid el pasado julio. “Acabamos las obras durante el estado de alarma”, sostiene. El nuevo centro está ubicado en el número 39 de la calle María de Molina, cuenta con 2.260 m2 y una capacidad de 300 personas. Con esta apertura, Aticco sumará un total de 30.980 m2 en seis oficinas flexibles entre Barcelona, donde tiene el resto de sus ‘coworkings’ y Madrid.

El nuevo centro tiene espacios de eventos adaptados para un aforo más reducido y las instalaciones y la tecnología para realizar reuniones virtuales.  Además, la compañía desinfecta los espacios con ozono de forma diaria y ha ampliado los turnos de limpieza.

La compañía también alquiló 5.550 m2 de oficinas en el número 123 de la Avenida Josep Tarradellas, donde se encontraba hasta ahora la empresa británica de videojuegos King. Si bien la contratación se selló en 2019, el centro abrió sus puertas en febrero de 2020, justo antes de que estallara la pandemia.

El espacio, que ya está totalmente operativo, cuenta con 5.010 m2 destinados a zonas de trabajo, salas de reuniones, zonas comunes y espacio para eventos, y tiene 540 metros cuadrados de terraza. 

Aticco se gestó en mayo de 2016, casualmente, en otro ‘coworking’, tras ver posibles mejoras en este modelo en España. Con una inversión inicial de 300.000 euros, Aticco estrenó su primer espacio de casi 1.000 m2 en el corazón de Barcelona, en el número 52 de Ronda Sant Pere.

Etiquetas
Coworking