Información sobre vivienda y economía

Informe acuña: las pérdidas bancarias por el "ladrillo" serán asumidas en dos o tres años

Autor: Redacción

El agujero provocado por el sector inmobiliario español sobre las entidades financieras es una de los temas que más desconfianza sobre la economía española genera en el extranjero. Rr de acuña y asociados ha elaborado un informe en el que cuantifica en 342.000 millones de euros el crédito comprometido con el conjunto de las empresas del sector inmobiliario con las entidades financieras. No obstante, destaca que las pérdidas que soportarán bancos y cajas serán asumidas en dos y tres años

En una rueda de prensa, la firma ha señalado que el saldo vivo del crédito a empresas del sector (inmobiliarias, constructoras y de materiales de construcción) ha descendido durante 2010, a 342.000 millones de euros, frente a los 368.000 millones de euros de 2009 o los 397.000 millones de euros de 2008. En su opinión, parte de los 342.000 millones de euros en créditos concedidos a las empresas del sector inmobiliario por la banca se convertirá en pérdidas declaradas, como consecuencia de impagos y fallidos

Crédito a empresas inmobiliarias y la garantía según el prestamista

Como se puede observar en el cuadro de arriba, el mayor riesgo de pérdidas se encuentra en el crédito otorgado a suelo. Y las cajas tienen más créditos para compra de suelo comprometido con las empresas inmobiliarias que los bancos. El presidente de la firma, Fernando Rodríguez y Rodríguez de acuña, hace hincapié en la problemática de las entidades financieras por culpa del suelo

El informe advierte de que cuanto antes se haga una valoración actual de los activos inmobiliarios de las empresas inmobiliarias y de las filiales inmobiliarias de entidades financieras, antes se terminará con la incertidumbre que hay sobre los balances de bancos y cajas

Para estimar la verdadera exposición al riesgo que están asumiendo las entidades financieras, rr de acuña & asociados estima necesario realizar valoraciones a la baja de los activos inmobiliarios en el balance de las empresas del sector, como inmobiliarias y constructoras, y comprarlo con el crédito otorgado. Por ejemplo, la firma estima que el valor del suelo se ha depreciado en un 65% (caída de valoración del 65% sobre valores de balance y no sobre el valor de tasación original de la garantía), y el valor de las promociones de viviendas acabadas y en construcción se ha depreciado un 20% también respecto al balance ya que en general se venden viviendas con descuentos del 20% respecto a este nivel

 Valoración de los activos inmobiliarios en balance de las empresas del sector


* Inmobiliarias no vinculadas: inmobiliarias no vinculadas a entidades financieras

*Activos regularizados: activos en balance valorados a la baja

Una vez ajustadas las valoraciones de los activos inmobiliarios, rr de acuña & asociados asegura que cerca del 66% del crédito otorgado se encuentra en empresas con alto riesgo de quiebra, con lo que la refinanciación de este crédito es casi imposible y "acabará siendo impagado". Así, la salida de los bancos será la compra o adjudicación de los activos inmobiliarios, como garantía de los créditos concedidos

Así, la firma ha calculado las pérdidas que soportará el sector financiero como consecuencia de la crisis. Las pérdidas esperadas y no provisionadas ascienden a 61.000 millones de euros provenientes de empresas inmobiliarias, constructoras y de materiales, una cifra asumible gracias, entre otras cosas, a las provisiones ya realizadas y a la aportación de 11.000 millones de euros por parte del frob (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria). Estas pérdidas, según rr de acuña & asociados, las asumirán bancos y cajas en los próximos dos y tres años

Por otro lado, el stock de suelo y viviendas paradas y las viviendas no iniciadas con proyecto, asciende a un total de 2,85 millones de pisos, que se suman al de 1,52 millones de casas terminadas con que se cerró 2010, según el estudio

Según el presidente, las cifras reales de suelo son incluso mayores que las utilizadas en el análisis. Y asegura que una parte importante del suelo se encuentra situado en áreas regresivas, donde nunca habrá demanda