Información sobre vivienda y economía

El affaire botín-zp y el escándalo de un indulto

de izq. a drcha: alfredo pérez rubalcaba, josé luis rodríguez zapatero, elena salgado y emilio botín
Autor: a nogales

El coqueteo entre banco santander y el gobierno de zapatero ha sido una de las constantes de las dos últimas legislaturas del psoe. Uno de los momentos más simbólicos de este affaire tuvo lugar en septiembre de 2007, cuando la crisis sólo estaba dando sus primeros pasos. Zapatero visitó la ciudad financiera de boadilla del monte, sede corporativa del banco, y se sentó en la mesa de reuniones del despacho del presidente de la entidad, en mangas de camisa, para charlar sobre la buena salud de la economía y la fortaleza de la banca española

Seis meses después, zapatero volvería a ganar las elecciones con un mensaje optimista sobre lo que entonces el gobierno denominaba “desaceleración acelerada”. En aquellos días, cualquier miembro del ejecutivo evitaba mencionar el término crisis. En junio, botín, una de las voces más autorizadas cuando se tratan temas económicos, volvía a echar una mano al gobierno: “la crisis es como la fiebre de los niños, que empieza fuerte y luego se baja”. Apoyaba el diagnóstico optimista del ejecutivo socialista. Una frase que ha tenido que matizar en posteriores ocasiones con esta ocurrente declaración: “el niño se ha puesto peor de lo que pensábamos"

Lo que pocos conocían es que en ciudad financiera preocupaba una causa pendiente con la justicia que tenía el consejero delegado de la entidad, Alfredo sáenz, que podía llegar a inhabilitarle para el cargo que ocupa y que coleaba desde hacía 15 años: el denominado caso olabarría. En un momento dado, podría ser necesaria la intervención del gobierno para evitar la agitación que en la cúpula del santander supondría tener que enfrentar la sustitución de sáenz

Y así ha sido.
El pasado viernes, el ejecutivo de zapatero, ya en funciones, aprobaba en el consejo de ministros el indulto del consejero delegado,
Pese a tener una sentencia en firme del tribunal supremo que le condenaba a tres meses de cárcel y a abandonar su puesto en el primer banco español

La historia

La causa contra sáenz se remonta a 1994. En abril de ese año, santander se había hecho con banesto, tras su sonada intervención en diciembre de 1993. El banco de España había nombrado a un equipo encabezado por sáenz, procedente de bbv, para iniciar el saneamiento de la entidad. Botín, tras hacerse con banesto, le mantendría en el cargo

Sáenz inició enseguida un agresivo plan de recuperación de morosos. En este contexto, se enmarca la reclamación de una deuda de 600 millones de pesetas (3,6 millones de euros) al grupo de empresas harry walker, cuyos representantes eran los empresarios Pedro olabarría, Luis y josé Ignacio romero y modesto González mestre.  La entidad interpuso una querella criminal contra estos empresarios, acusándoles de estafa y alzamiento de bienes, una decisión sobre la cual sáenz alegó con posterioridad que no era responsable, pese a ser el presidente de la entidad

El banco encontró en la judicatura a un buen aliado para recuperar su deuda. El juez Luis pascual estevill dictó prisión preventiva para olabarría y sus socios, que recurrieron la decisión. Fue en 1996 cuando las cosas comenzaron a torcerse para los directivos de banesto. El tribunal supremo calificó de injusta esta decisión del juez pascual estevill, que fue condenado por prevaricación y detención ilegal. Lo que había comenzado como un proceso de recuperación de créditos morosos, comenzaba a tomar cada vez unos tintes más oscuros

Los empresarios acusados en falso no se quedaron de brazos cruzados. Presentaron junto a Rafael Pérez escolar, ex consejero de banesto en la etapa de Mario conde y bestia negra de botín, una querella contra sáenz y otros ejecutivos de la entidad. Aquí se inicia el periplo legal que concluiría con el indulto del pasado viernes. El caso pasó a un juzgado de instrucción de Barcelona para su investigación. El tribunal superior de justicia de Cataluña archivó la causa, ya que consideró que los delitos habían prescrito. Las cosas volvían a ponerse bien para sáenz, aunque la alegría duraría poco

En 2006, un año antes de la reunión de zapatero con botín en boadilla y 12 años después de que se iniciase la causa, el supremo anuló el archivo del caso decretado por el tribunal catalán y solicitó que se siguiese investigando. De esta forma,  llegaría una sentencia bomba en diciembre de 2009. La audiencia provincial de Barcelona condenó a sáenz a seis meses de prisión por delito continuado de acusación y denuncia falsa. Un mazazo para el banco, que veía peligrar la cabeza de su consejero delegado (considerado en el mercado como uno de los banqueros más brillantes del país) por una antigua causa en los noventa

La decisión llegaría de nuevo hasta el supremo, que revisó la sentencia, pero no terminó de quitarle el problema al banco. Rebajaba la condena a tres meses de cárcel e inhabilitación de sus funciones profesionales. La sentencia del supremo era firme a irrevocable, por lo que la entidad sólo podía esperar un favor del ejecutivo, que concediese el indulto a sáenz y le permitiese permanecer al frente del banco

El indulto

Como era de esperar, zapatero cumplió con botín. El gobierno ha concedido esta medida de gracia tras las elecciones -en las que el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha lanzado una fuerte campaña contra los banqueros- y estando en funciones, para no pasar la “patata caliente” al ejecutivo que forme Mariano Rajoy, el cual no se ha pronunciado sobre la decisión. Además, zapatero ha actuado contra la opinión del supremo, que había emitido un informe contra el indulto, y solo apoyado por el fiscal general del estado, que sí era favorable

Uno  de los silencios más significativos en esta causa judicial ha sido el del banco de España, que debe velar por la honorabilidad de los gestores bancarios.  El supervisor, se comenta en los mentideros, no quería abrir un nuevo problema en la banca española y menos con un banco de la envergadura de santander, por lo que ha dejado al gobierno actuar y quitarle el tema de encima. No obstante, dentro del banco de España el indulto ha levantado ampollas, aunque públicamente nadie lo confirme

También parte del sector financiero y judicial valora como un escándalo la decisión del gobierno. "Un juicio de esta envergadura es un proceso largo, costosísimo en recursos humanos y económicos y ha implicado durante años a todos los estamentos de la judicatura. Que el gobierno de golpe arrase con todo este historial pone en entredicho la independencia del mismo y del psoe frente al sector financiero"

La posición de sáenz, en cualquier caso, queda dañada. Pese a su brillantez como banquero, la sentencia del supremo deja una mancha en su expediente y el revuelo público por el indulto preocupa en la ciudad financiera. El problema es que botín no tenía un candidato claro para suceder al actual consejero delegado tras la marcha a finales del año pasado de Antonio horta-osorio, ex primer directivo del banco en reino unido, al nacionalizado lloyds

El indulto ha dado aire a la entidad, que se ha evitado un problema sucesorio en medio de la gran crisis financiera y económica a la que botín restó importancia tras las elecciones de 2008. No obstante, dentro del banco ya hay ruido de sables. En la cúpula de la entidad se cree que sáenz se irá más pronto que tarde

 

Noticias relacionadas:

El gobierno indulta al banquero Alfredo sáenz